Terror psicológico es lo que nos ofrece Dan Trachtenberg en su debut como director con esta película que bebe directamente de su predecesora Monstruoso pero esta vez se centra en el apartado psicológico y aunque está rodada casi en su totalidad en un único escenario consigue elevarse gracias a las fantásticas interpretaciones de sus tres actores y en especial de John Goodman que realiza su interpretación más turbadora hasta la fecha.

Una joven que sufre un accidente se despierta en una habitación a la que ha sido llevada por un hombre sospechoso (John Goodman) que dice que la metido en la habitación porque fuera la radiación química ha hecho inhabitable la Tierra. La joven tendrá que creer lo que dice su captor que la tiene retenida en un búnker junto con otro compañero que logro llegar al búnker. Es aquí donde comienzan toda una serie de acontecimientos en el que la joven tendrá que averiguar si el dueño del búnker es de fiar o no. La trama resulta totalmente imprevisible haciendo que sea un thriller psicológico que te absorbe hasta su estruendoso final. Se puede decir que es una producción puramente J.J. Abrams.

¿Es de fiar?

Desde que la chica se despierta dolorida después del accidente de coche que ha tenido en una habitación del búnker del que la ha recogido se siente en un estado de sospecha y desconfianza. Resulta de locos lo que su captor le está diciendo, eso del día del juicio final y la radiación química por toda la Tierra parece de película de ciencia ficción de J.J. Abrams pero no resulta ser nada de eso la película. La joven poco a poco irá dudando más de si ella está en lo cierto al pensar que su captor está loco.

La película se adentra de lleno en el plano psicológico y lo hace a través de sus tres actores principales: El captor de la chica, un joven que consigue meterse en el búnker y la joven que despierta en el búnker tras sufrir un aparatoso accidente. El búnker está provisto para sobrevivir varios años en él pero la chica no puede creerse lo que su captor le está diciendo. Si la propuesta de la película funciona a pesar de estar rodada casi exclusivamente en un escenario es por las creíbles interpretaciones de su trío de actores en especial de John Goodman que sostiene gran parte del metraje. En todo momento se mantiene la tensión en la película debido a sus giros de guión que te mantendrán en estado de alerta por lo que pueda venir a continuación. Gran parte del metraje nos lo pasaremos intentando descubrir si el dueño del búnker dice la verdad o si simplemente es un loco. Las mismas dudas que asaltan a la protagonista también nos asaltarán a nosotros.

Un secuela original

Si bien la película viene después de su predecesora Monstruoso, también producida por J.J. Abrams la película toma poco de la propuesta original y se centra más en el apartado psicológico además de estar grabada con cámara de cine y planos fijos, olvidándose de la omnipresente cámara en mano de su predecesora. La cámara aunque se tiene que mover por un escenario reducido lo hace con soltura y en todo momento podemos ver con comodidad lo que está pasando con el trío de actores. El trabajo de planificación resulta muy acertado por la buena elección de planos para cada situación y por la sensación de suspense que consiguen crearnos. La película juega con el espectador pero no lo hace de una manera ostentosa sino de forma sutil, llevándonos de un sitio a otro sin saber muy bien cuál va ser el final de todo.

Puro J.J. Abrams

J.J. Abrams decide confiar en un director novel pero sin duda se nota en la película la mano de Abrams. Resulta una película absorbente con un uso muy bueno de la composición musical que recuerda un poco a Spielberg, el montaje es ágil y fácil de seguir y la estructura de la película está bien hilvanada ofreciéndonos un producto de calidad que guarda muchas sorpresas en su trama y en las interpretaciones de sus actores. Sin duda el verdadero monstruo de esta película es John Goodman que como sustituto de los aliens resulta realmente amenazante y pertubador en un registro en el que no lo habíamos visto hasta ahora.

No se trata en esta película de mostrarnos en todo su esplendor a los aliens sino más bien de mostrarnos la psicología humana y como se puede adaptar el ser humano con relativa facilidad a cada situación. Abrams demuestra esta vez como productor que se puede hacer un cine de buen presupuesto de calidad sin tener que caer en los trucos de las películas más comerciales. El guión sin duda es original y la propuesta artística de la película tiene su riesgo aunque consigue salir bien parada.

Calle Cloverfield 10
Después de haber sufrido un aparatoso accidente una joven se despierta encerrada en un búnker junto a un hombre que dice que el exterior es inhabitable debido a un ataque de radiación química. A partir de este momento comenzará una espiral de dudas en la que la joven tendrá que descubrir si se puede fiar del hombre que la ha llevado al búnker.
Guion7.5
Reparto8
Dirección7
Lo mejor
  • Un guión imprevisible
  • La actuación de los tres actores principales
  • El toque Abrams que está en toda la producción
Lo peor
  • Podía haberse echo un cortometraje en vez de una película con esta historia
7.2Buena
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Sobre El Autor

Dos en uno. Cineasta y cinéfilo. Tras estudiar cine y unos comienzos cinematográficos más que independientes, por fin tengo la oportunidad de redactar sobre lo que más me gusta. Da igual si es cine independiente, comercial, francés, coreano, español (sí, español) o incluso si son series. Siempre intentaré hablaros con pasión sobre algo que me enamora y que está hecho para enamorar. Aprender y disfrutar del cine eso es lo que os propongo. Porque el cine es un arte y el arte es un placer.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*