Berto Romero y Andreu Buenafuente se vuelven a juntar pero esta vez para ser protagonistas indiscutibles de un pregón que desencadenará hilarantes situaciones en las que se verán involucrados los dos protagonistas que interpretarán a unas glorias olvidadas de la música de los 90 y que por motivos económicos volverán a actuar juntos en un pregón. Dani de la Orden (Barcelona, nit d’hivern) dirige esta comedia que nos traerá la nostalgia de los noventa a la vez que nos hará soltar alguna sonrisa o incluso alguna risa.

Los hermanos Osorio formaban un grupo de música electro pop en los noventa llamado Supergalactic pero al final acabaron separándose. Ahora los dos se encuentran en dificultades económicas así que cuando se enteran de que les van a pagar una importante suma de dinero por actuar en un pregón deciden limar asperezas y juntarse de nuevo para actuar en el pregón. Pero como es de esperar en una comedia no todo saldrá sobre ruedas y cada vez se irán encontrando con más obstáculos para hacer el pregón y poder llevarse el dinero.

Dani de la Orden del que ya habíamos visto algún trabajo de él en el cine esta vez se atreve con la comedia y con Berto Romero y Andreu Buenafuente como protagonistas y conductores de la trama. Ya habíamos visto que Berto se defiende bastante bien en esto de la actuación sobre todo en la película más reciente en la que participa, (Anacleto: Agente secreto) así que uno de los principales alicientes eran que tal lo haría Andreu Buenafuente en un papel como protagonista. El resultado ha sido de aprobado y en algunas escenas ha sorprendido incluso como Andreu ha dado muestras de buen hacer en la interpretación eclipsando incluso a su compañero de reparto Berto Romero.

Una comedia algo distinta

El guión de la comedia está escrito por Diego San José y David Serrano que ya han colaborado en la reciente Tenemos que hablar, y si bien resulta un guión de comedia también encontramos muchas referencias nostálgicas a la época de los noventa, elementos dramáticos y ciertas reivindicaciones sociales. Se convierte el guión en uno de los elementos mejor elaborados de la película haciendo que ninguna de las alocadas situaciones chirríe y haciéndonos creer la historia de los protagonistas. La música en una comedia es fundamental y en esta comedia todavía más al tratarse de dos estrellas de la música electrónica de los noventa.

Tengo que reconocer que la elección musical resulta todo un acierto con algunas canciones pegadizas que se nos quedarán en la cabeza y que incluso podremos tararear mientras las cantan los protagonistas. Recuerda algo de la trama de estas estrellas de los noventa a la película protagonizada por Elena Anaya, Todos están muertos, en la que ella era una estrella de los ochenta caída en desgracia. Aunque la película protagonizada por la actriz y por la que fue nominada a un Goya era mucho más dramática. Volviendo a El Pregón, la factura técnica resulta impecable y con cierto valor cinematográfico algo de agradecer en el género de la comedia, que técnicamente suele ser muy plano y con poco riesgo. Aquí sin embrago hay un cuidado trabajo de cámara y de dirección de arte, que se lo tiene que haber pasado en grande rebuscando en el rastro cacharros musicales de la época de los noventa. Toda la película resulta muy colorida y de aspecto visual muy atractivo.

El trabajo con los actores y sus interpretaciones resultan notables sobre todo las de sus dos protagonistas aunque en algunas ocasiones parezca que a Berto le queda un poco grande ser protagonista de la película. En el film también podremos ver el regreso del actor Jorge Sanz a la gran pantalla con un personaje echo a su medida y que nos hará ver que Jorge Sanz está en forma para seguir actuando durante más años.

La nostalgia para vivir el presente

La película siempre alude al pasado en el que los dos hermanos eran felices haciendo tecmazos, (mezcla de música tecno y temazo, en palabras del personaje interpretado por Berto Romero) un pasado que se les antoja ahora lejano y que sirve para trasfondo de toda la película. Quizás la mayor característica de la película sea su capacidad para sentirnos identificados con esa nostalgia y falta de tapujos al hablar de temas como la nostalgia, el tiempo perdido, dramas familiares, el rencor…

Y todo sin perder el sentido cómico. Es aquí donde el director hace un buen trabajo y donde nos damos cuenta del buen trabajo de guión que ha habido. Porque las comedias también pueden ser algo más, aunque hay que tener cuidado de la cantidad de drama que metes, sino la parte cómica puede perder su gracia. No es el caso de esta comedia de impecable factura que tiene momentos de sonrisa y también algunos de carcajadas.

El pregón
Los hermanos Osorio estrellas de la música electrónica de los noventa tras muchos años separados vuelven a juntarse por motivos económicos para actuar en un pregón de un pueblo. Pero no lo tendrán nada fácil para salir bien parados de ese pregón.
Guion7.2
Reparto6.5
Dirección6.4
Lo mejor
  • Un guión bien escrito
  • Andreu Buenafuente resulta una grata sorpresa en su primer papel importante en el cine
  • Gran acabado técnico para ser una comedia
Lo peor
  • Las actuaciones no siempre son de lo mejor
  • La película no exprime del todo la fantástica química que hay entre Andreu Buenafuente y Berto Romero
6Aceptable
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
4.9

Sobre El Autor

Dos en uno. Cineasta y cinéfilo. Tras estudiar cine y unos comienzos cinematográficos más que independientes, por fin tengo la oportunidad de redactar sobre lo que más me gusta. Da igual si es cine independiente, comercial, francés, coreano, español (sí, español) o incluso si son series. Siempre intentaré hablaros con pasión sobre algo que me enamora y que está hecho para enamorar. Aprender y disfrutar del cine eso es lo que os propongo. Porque el cine es un arte y el arte es un placer.

Artículos Relacionados