Horton

NOTA: ★★★★★★☆☆☆☆

Horton 04Al mercado de la animación parece que le está ocurriendo lo mismo que al del cine tradicional. La falta de ideas nuevas hace mella en las productoras, y llega un momento en que no se sabe qué hacer. Dentro de éste mundillo la tónica habitual es recurrir a dos planteamientos que garantizan un mínimo éxito: película de animales, o adaptación de saga de libros infantiles. Con Horton Fox ha tomado los dos planteamientos y los ha sumado en una película que parece estar dejando buenas impresiones entre el público. No es Ratatouille (que ya sabemos lo que ha impactado en los cinéfilos), pero se defiende y sale del paso muy apropiadamente entre tanta película de animación basura que vemos todos los años en los cines.

Como decíamos, Horton toma los dos planteamientos antes mencionados. Por un lado, es una película de animales, ya que está protagonizada por un elefante parlante que vive en la selva. Por otro, se basa en los libros que el Dr. Seuss escribió con ese mismo personaje, y que ya han sido adaptados antes. Ésta última razón explica el por qué los quien de la película se parecen tanto al Grinch, El Gato y demás personajillos creados por Seuss que hemos visto anteriormente en cines. Personajes que, por otro lado, han tenido poco éxito en la pantalla grande y que se conocen, sobre todo, en Estados Unidos (por aquí bastante poco).

Horton 03

LA HISTORIA

En Horton se nos cuenta cómo el elefante que da nombre a la película escucha un día un llanto procedente de una mota de polvo. ¿Estará loco? ¿Habrá tenido una alucinación? No parece que en la mota de polvo haya nada, pero a Horton se le hace complicado olvidarla porque, de haber alguien, estaría literalmente en sus manos. Haciendo caso omiso a las peticiones de la señora canguro, que tiene unas malas pulgas bastante molestas, el elefante decide seguir confiando en su mota de polvo. Hasta que un día descubre que, la mota de polvo, es en realidad un pequeño mundo completo. En él viven los quien, seres de microscópico tamaño con su propia civilización e inteligencia. Pronto, tanto el alcalde de los quien, como Horton, entienden que la seguridad de la pequeña civilización depende de que la mota de polvo se mantenga segura. Así que el elefante, llenándose de valor, decide ayudar a sus nuevos amigos, porque después de todo, una persona es una persona, no importa el tamaño que tenga.

Argumento bonito y pintoresco donde los haya, que nos hace pensar en muchas cosas, especialmente en lo pequeños que nosotros mismos somos en comparación al universo. Algo que ya nos han hecho pensar antes en el cine films como Men in Black II, y que nos guste o no, seguirá atormentándonos durante los siglos de los siglos. Al desarrollo de la historia ayudan los quien, puesto que Horton, dejando de lado su tamaño y ligeramente su personalidad, no es más que un personaje estereotipado entre los protagonistas de historias infantiles.

Horton 02

EL REPARTO

Aunque el doblaje de Horton está hecho en condiciones (ya se pasó la moda de contratar a telefamosos, qué alivio) no hay color con ver la película en su versión original. En ésta tenemos un lujo de pareja protagonista: Jim Carrey (como Horton) y Steve Carell en el papel del alcalde de VillaQuien. Un dúo de armas tomar en lo que a comedia se refiere con el que saltan las chispas y que encaja a la perfección con el planteamiento de la película. En el doblaje español se ha mantenido la voz del doblador de Jim Carrey (que también dobla a Depp), pero el resultado, lógicamente, no es el mismo.

Sobre los directores responsables no hay mucho que decir. Lo cierto es que debutan en la dirección con ésta película, si bien anteriormente han participado en otras producciones de gran popularidad. Steve Martino trabajó en Robots, y su socio Jimmy Harvard fue animador en Pixar para películas como Toy Story, Buscando a Nemo o Bichos.

Horton 01

CONCLUSIÓN

Horton tiene mensaje, algo imprescindible en toda película de animación, y aunque hoy día impacta menos que cuando Seuss lo anunció en su libro en los 50, sigue siendo efectivo. Pero más importante aún, la película entretiene y no se hace pesada. No vemos a un grupo de animales embarcándose en alguna aventura surrealista a través del mundo, ni a un pingüino bailando. Se trata sólo de cómo gente pequeña se pone en manos de un solo individuo, que, sin recibir nada a cambio, decide darlo todo por esas personas a quienes no ha visto en la vida. Todo ello con la habitual comedia propia de las películas animadas de Fox y con secuencias humorísticas donde el guión se apoya en el talento para la interpretación de Carrey y Carell.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados