Dallas Buyers Club

En los años 80, Ron Woodroof (Matthew McConaughey) es un mujeriego electricista de Texas, que también se dedica al rodeo y a meterse todo tipo de drogas en el cuerpo. Él y su pandilla son unos machistas que rechazan a los homosexuales, se divierten bebiendo, teniendo sexo salvaje y drogándose. Nada le haría pensar a Ron que muy pronto, a él también le van a diagnosticar el virus del SIDA, esa enfermedad que él y sus amigos consideran exclusiva de los gays. Ahora será a él a quien repudien sus compañeros, mirándolo con asco y desaprobación.

Cuando le diagnostican el VIH, los médicos le dan sólo 30 días de vida. Al principio, Ron se niega a creer que él, todo un macho alfa, pueda tener esa enfermedad. Empieza entonces su propia investigación, se documenta y descubre que no hace falta ser homosexual para tener el VIH: se lo ha provocado su mala vida. La única solución que ofrecen los doctores es AZT, un medicamento altamente tóxico, que aún no está aprobado y se halla en periodo de pruebas con humanos.

Reacio a aceptar su inminente muerte y ayudado por la afable doctora Eve (Jennifer Garner), Ron sigue indagando por su cuenta, se automedica y termina visitando a un doctor clandestino en México. Éste le receta diversas proteínas y sustancias naturales, que no son tóxicas y no sólo remiten algunos de los síntomas, sino que también prolongan la vida de los pacientes. En cambio, el gobierno de USA se niega a aprobarlas legalmente.

Así que Ron decide vender estos tratamientos de contrabando. En el hospital conoce a Rayon (Jared Leto), un adorable y audaz transexual también con SIDA, y se convierten en socios. Rayon le consigue decenas de nuevos clientes, y finalmente montan un “club de compradores”, que proporciona medicamentos alternativos gratuitos a todos aquellos afiliados que paguen una cuota anual por ser socios del club. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) vigila de cerca a Ron, y finalmente le confisca los medicamentos. Ron comienza entonces una batalla contra la FDA y organiza una campaña de concienciación sobre la desinformación del Gobierno.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Tras la muerte de Rayon, Ron inicia una batalla contra la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) para conseguir que legalicen medicamentos alternativos para el SIDA. En el juicio contra la FDA, el juez se declara afín a la visión de Ron: cualquier persona debería poder elegir cómo ser medicada. Ahora bien: se presupone que debe tratarse con medicamentos aprobados por la Administración y el Gobierno, así que el juez se ve obligado a desestimar el caso. Gracias a su propio tratamiento alternativo, con sustancias no aprobadas por el Gobierno americano, un rótulo nos informa de que Ron Woodroof murió en 1992, siete años después de lo que los médicos habían pronosticado.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados