El dictador

El General Almirante Haffaz Aladeen se ha ocupado de liderar la república norteafricana de Wadiya con mano de hierro, convirtiéndose en líder supremo autoproclamado y haciendo prácticamente lo que le apetece cuando le apetece. Cuando las Naciones Unidas le dan un ultimátum a Aladeen, se desencadena un plan para ponerle contra las cuerdas y quitarle el poder que ostenta en su país. Esto llevará a que Aladeen aparezca en medio de los Estados Unidos sin posesiones, sin barba, sin prácticamente nada de lo que pudiera desear. Su encuentro con una activista llamada Zoey hará que descubra una nueva forma de vivir la vida, aunque mientras tanto intentará hacer todo lo posible para recuperar el puesto de importancia que ostentó hasta poco antes entre sus súbditos.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Un año después de anunciar los cambios en su país, Wadiya realiza las primeras elecciones democráticas, aunque estas terminan a favor de Aladeen de una forma desmesurada. Poco más tarde Aladeen se casa con Zoey, aunque descubre en ese momento que su esposa es judía, por lo que decide librarse de ella con su tradicional gesto de “acabar con ella”.

Durante los créditos vemos que el convoy de Aladeen está formado con coches ecológicos. Zoey anuncia en televisión que está embarazada, a lo que Aladeen responde ¿”es un niño o un aborto”?.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*