La herencia Valdemar II: La sombra prohibida

Tras la introducción, en la que conocimos los orígenes de la mansión propiedad de Lázaro Valdemar, continúa la historia de Luisa Llorente. Esta, que había sido capturada y secuestrada en su visita al lugar, consigue escapar hasta encontrarse con un personaje inesperado. Mientras tanto, Nicolás Trámel, el detective al que ha contratado la empresa Inmoverance, para la cual trabaja Luisa, está llegando a los alrededores de la finca en compañía de su acompañante. En un lugar distinto, pero también camino de los terrenos de los Valdemar, están Eduardo y Ana, dos compañeros de trabajo de Luisa que han salido en la búsqueda de la chica. Cuando todos llegan al lugar no sólo notan una presencia extraña, sino que se ven involucrados en algo que es más grande de lo que ellos habrían imaginado.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Luisa y sus compañeros sobreviven al ritual y a la invocación de Cthulhu, y aunque la situación se pone tensa cuando reaparece Leonor Valdemar, todo se tranquiliza poco después. Sin hacer una nueva petición por voluntad de Leonor, esta y Lázaro Valdemar recuperan todos los años perdidos y envejecen de forma acelerada hasta su muerte.

Debido a ello, las almas de los condenados se liberan. La policía llega y saca a los heridos del lugar, entre ellos Luisa y Nicolás, que no tardan en descubrir que la orden tiene representantes incluso entre la policía. El grupo, al final, amenaza con sacar a la luz documentos y grabaciones de lo ocurrido si les pasa algo, para así garantizar su seguridad futura.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados