Mandela Del mito al hombre

Nelson Mandela abandonó su poblado natal para ir a buscarse la vida a la ciudad con la esperanza de que su familia se sintiese orgullosa de él. Se convirtió en un joven abogado risueño y se casó con una buena mujer con la que tuvo un hijo. Sin embargo las tensiones entre blancos y negros y la grandes injusticias llevaron a Nelson a simpatizar con un grupo político que luchaba por la igualdad y la justicia social. Su implicación con el grupo es cada vez mayor y su carisma y su fuerza lo llevan a convertirse en un icono del movimiento. Su mujer no puede comprender el compromiso que Mandela ha adquirido con su pueblo según el lo ve y acaban separándose.

Entre actos y movilizaciones an pro del movimiento Mandela conocerá a Winnie, su gran amor, que se convertirá en su 2a esposa y con quien tendrá 2 hijas. Ella si entiende el compromiso con la causa, es más, ella acaba implicándose hasta límites insospechados. Las tensiones son cada vez mayores, el grupo pasa de ser pacífico a entrar en acción y Mandela pasa a vivir en la sombra hasta que es detenido y encarcelado con varios de sus compañeros del partido. Después de pasar casi 20 años en la cárcel mientras en las calles hay una gran agitación social cada vez más violenta, el presidente Frederik de Klerk decide que necesita la figura de Mandela para reconducir la situación y en 1990 lo libera con la esperanza de que le ayude a acabar con el conflicto. A partir de su liberación la lucha de Mandela desde una perspectiva mucho más madura, humana y profunda que cuando era joven, le lleva a luchar por la paz y a convertirse en el próximo presidente de Sudáfrica.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Después de pasar casi 20 años en la cárcel, Mandela es liberado por el presidente F. de Klerk a condición de que le ayude a calmar las tensiones entre blancos y negros que se han convertido prácticamente en una guerra civil, dejando muertos en las calles a diario. Mandela ya mayor, comprende que la única salida al conflicto es la paz y que los disturbios deben cesar, la sed de venganza debe desaparecer y se debe perdonar. Sin embargo para los que llevan años sufriendo las injusticias y las crueldades, esta postura les parece una rendición, especialmente a su propia mujer, Winnie.

Winnie se ha ido radicalizando en la lucha con el paso del tiempo, ya que mientras su marido estaba en la cárcel ella era sometida a registros día si, día no y maltratada por la policía, incluso encerrada en aislamiento durante 16 meses.

Finalmente la distancia que se ha creado entre Winnie y Nelson tras tantos años de separación íntima y sus diferentes ideas frente al problema político les llevan a separarse. Mandela está solo, pues también sus colegas del partido están en desacuerdo con su nueva propuesta pacifista. Pero Nelson sigue adelante, promoviendo la paz y el perdón y poco a poco va ganándose el apoyo de la gente y finalmente gana las elecciones y se convierte en presidente de Sudáfrica.

Sobre El Autor

Redactora

Guionista que hace lo que puede por subsistir sin perder la ilusión. Amante de las películas de personajes, de los planos secuencia y del cine de todo tipo excepto de terror. Me cagué de miedo con el Resplandor. Me gusta la tonadilla de Movierecord, no me gustan los remakes y nunca entenderé las traducciones de ciertos títulos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*