Thérèse D.

Ambientada en la zona de las Landas, en el sur de Francia, la película narra la atormentada vida de Thérèse, una mujer que no quiere vivir de acuerdo a los convencionalismo de la burguesía y que por ello se revuelve interiormente.

Su madre ha fallecido, su padre está metido en política y ella crece al cuidado de su tía Clara, al lado de su amiga Anne y dedicando tiempo a la lectura y a sus propios pensamientos que son un misterio para los demás. Se concierta su matrimonio con Bernard, el hermano de Anne, y Thérèse piensa que tras casarse será capaz de ordenar su caos interior y vivir de acuerdo a los estándares sociales, pero sus ansias de libertad no serán aplacadas tan fácilmente. Bernard está locamente enamorado de ella y hace todo lo posible porque se sienta bien, pero es incapaz de entender el espíritu de Thèrèse a quien la familia, las tierras y el dinero le traen sin cuidado. Tras una serie de sucesos que incluyen quedarse embarazada, un incendio en las tierras y un encuentro con el joven Azevedo, amante de su amiga Anne, la carga de Thèrèse se intensifica y acabará haciendo algo que cambiará el curso de su vida.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

A Thérèse le gusta leer, observar, hacer las cosas a su manera, y tiene la cabeza llena de pensamientos que no puede compartir con nadie de su entorno. Es la hija de un político de la provincia de las Landas, en Francia y su vida burguesa la tiene atrapada. Se pacta su matrimonio con Bernard, un hombre bien posicionado que posee tierras. Thérèse cree que al casarse ordenará sus ideas y será capaz de adaptarse a la vida que le ha tocado vivir, pero no es así. A pesar de que su marido la quiere e intenta que sea feliz ella se siente totalmente incomprendida y las tierras, el dinero y la posición social le traen sin cuidado. Ella quiere ser libre, pero no sabe bien como.

Pronto se queda embarazada y a la vez tiene que lidiar con un asunto familiar, la hermana de su marido, su gran amiga Anne se ha enamorado de un joven que resulta no ser conveniente para la familia. Thérèse en el fondo envidia la pasión de Anne pero debe ir a hablar con el joven para que su relación cese. El joven Azevedo si la comprende, tiene un visión más amplia de la vida, alejada de las convenciones sociales, quizás, sea ese encuentro la gota que colma el vaso o quizás el incendio de una parte de las tierras que posee su marido lo que la lleve a envenenar a Bernard. Su intento de matarle es descubierto, pero Bernard para quien la familia es lo primero declara a su favor en el juicio para que no la condenen. A partir de entonces Thérèse vive un calvario, recluida en una casa de donde no puede salir y donde poco a poco se va marchitando sin esperanza. Al final Bernard la compadece, la perdona y le da permiso para ser libre e irse a Paris.

Sobre El Autor

Redactora

Guionista que hace lo que puede por subsistir sin perder la ilusión. Amante de las películas de personajes, de los planos secuencia y del cine de todo tipo excepto de terror. Me cagué de miedo con el Resplandor. Me gusta la tonadilla de Movierecord, no me gustan los remakes y nunca entenderé las traducciones de ciertos títulos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*