Leonardo DiCaprio y su duro camino hacia el Oscar

Leonardo DiCaprio Oscar

Somos muchos los que esperábamos el momento del Oscar a Mejor Actor en esta pasada edición de los premios, para ver si era Leonardo DiCaprio el galardonado. Pero ¿sabemos realmente el camino que ha tenido que recorrer el actor para llegar a este momento? El pasado 28 de febrero fue premiado con el primer Oscar de su carrera, después de haber estado nominado en numerosas ocasiones que recordaremos a continuación.

Un camino muy ajetreado

Hollywood siempre ha sido su sitio, pues fue el lugar en el que nació. Sin embargo, podemos decir que su carrera comenzó tras su aparición en anuncios y películas educativas. Dejó la serie Romper Room porque era perjudicial para su persona, y siguiendo los pasos de su hermanastro Adam Farrar, comenzó en televisión hasta conseguir protagonizar un anuncio de automóviles. Sin embargo fue la televisión la que le dio sus primeros pasos a la fama, empezando por La nueva Lassie (The New Lassie) y continuando con ¡Dulce hogar… a veces! (Parenthood), Roseanne y Santa Bárbara. Además, fueron estas primera  y última serie las que consiguieron su nominación para el Premio Young Artist al Mejor Actor Joven.  Pero… de aquí a los Oscar hay un gran paso. En España, a todo esto, se le conoció en televisión por su papel en Los problemas crecen, la serie con la que Kirk Cameron derretía el corazón de las adolescentes de la época. Pero comencemos con su gran carrera.

En el año 1993 consiguió su primera nominación gracias a la película ¿A quién ama Gilbert Grape? Encarnaba a Arnie Grape, un joven con una leve discapacidad mental que daba muchos dolores de cabeza a su familia, y que se llevaba bien con una de sus dos hermanas y con su hermano Gilbert. Fue nominado a Mejor Actor de Reparto pero no consiguió ser galardonado. El Oscar se lo llevó Tommy Lee Jones por El fugitivo.

En 1997 llegaba la gran producción de Leonardo DiCaprio según muchos: Titanic. Esta película pudo ser galardonada en numerosas ocasiones durante la ceremonia, sin embargo, Leonardo no consiguió aparecer en ninguna de ellas. Pero como no hay mal que por bien no venga, pudo perder la oportunidad de ganar un Oscar, sí, pero ganó algo más valioso: su amistad con Kate Winslet, una amistad que después de 19 años sigue siendo como al principio, y es uno de los mejores tesoros que tiene DiCaprio.

En el año 2005, consiguió su segunda nominación por El aviador. Fue la segunda vez que colaboró con Martin Scorsese (la primera fue en 2001 por Gangs of New York). Fueron muchos los que consideraron a Leonardo un gran merecedor de esta nominación, la primera en la categoría de Mejor Actor. Encarnó a Howard Hughes, un multimillonario empresario del mundo del cine, donde tuvo que abarcar dos décadas y sufrir una evolución física notable. Sin embargo, fue Jamie Foxx quien se llevó el premio por Ray Charles.

Y siguen las nominaciones

Su tercera nominación a Mejor Actor llegaba un año después, en 2006, con Diamante de sangre. Dio vida a Danny Archer, un contrabandista de diamantes que participaba en la guerra civil de Sierra Leona. Esta producción obtuvo cinco nominaciones por su gran historia y el papel de DiCaprio sorprendió favorablemente a La Academia. Por desgracia, no fue suficiente, y fue Forest Whitaker el galardonado por El último rey de Escocia.

Su siguiente nominación fue siete años después, en 2013, tras la colaboración con Martin Scorsese, de nuevo. Fue gracias a El lobo de Wall Street, donde DiCaprio interpretaba el papel de Jordan Belfort, un multimillonario neoyorkino que fue enviado a prisión por problemas con el dinero, tras conseguir una gran fortuna cuando nada más que tenía 26 años. Esta película estaba llena de escenas de sexo, drogas y grandes cantidades de dinero, donde pudimos ver a un Leonardo DiCaprio que se podía salir de la pantalla. Fue otra de las decepciones del actor, puesto que tras ser nominado a Mejor Actor, fue Matthew McConaughey quien se quedó con la estatuilla.

Y llegó el premio

Cuando todo estaba perdido, en el año 2015 El renacido le devolvía la ilusión. En los Premios Oscar, Leonardo fue nominado a Mejor Actor, interpretando a Hugh Glass y haciendo, de esta producción, el rodaje más duro de su carrera. Durante este, DiCaprio tuvo que comer hígado de bisonte crudo y cargar con grandes pieles mientras atravesaba ríos helados. Pero como todo sacrificio tiene su recompensa, Leonardo DiCaprio consiguió su primer Oscar.

No dudamos de que DiCaprio sea un actor que merezca, más que muchos otros por su gran trayectoria, este maravilloso premio. Antes de la gala, fueron muchos los comentarios que hubo respecto a si sería él quien levantaría la estatua a Mejor Actor. Todo el mundo se involucró para apoyar a Leo, e incluso sus compañeros de nominación se emocionaron al ver que era él el ganador. Y si de emociones tenemos que hablar, su querida amiga Kate Winslet pudo abrazarle fuerte tras ser nombrado y pudimos ver sus gestos de emoción cuando el actor hablaba.

Leonardo DiCaprio se encontraba entre grandes compañeros de nominación que habían hecho un gran trabajo. Sin embargo, cuando fue él quien recibió el premio, los Premios Oscar no dudaron en aplaudir con orgullo al actor, aquel que llevaba años esperando dicho momento, y aquel que merecía, sin ninguna duda, este premio.

Sobre El Autor

Soy estudiante de Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos.

Artículos Relacionados