Reportaje: Blu-ray: Saint Seiya: The Lost Canvas – Temporada 1

El universo de Saint Seiya, también conocido como Los Caballeros del Zodiaco, está considerado como uno de los más relevantes en lo vinculado con el mundo de la animación japonesa. Esta licencia lleva acompañando a los amantes del anime desde hace décadas y sorprende que se mantenga tan fresca como antaño a la hora de estrenar nuevas versiones y series vinculadas. Una de sus últimas encarnaciones ha sido Saint Seiya: The Lost Canvas, que se sitúa 200 años atrás en el pasado y nos cuenta una de las guerras sagradas que más han dado de lo que hablar en el mundo de Seiya y compañía.

DE 1986 A LA ACTUALIDAD

La publicación de Saint Seiya en Japón comenzó en el año 1986 y no tardó en romper moldes. Mientras se mantuvo en la revista Weekly Shonen Jump hasta 1991 tuvo gran éxito. La adaptación en forma de anime también logró gran fama, y esta se convirtió en uno de los principales entretenimientos de los niños de la época, que se peleaban por ver quién sería el Fénix y a quién le tocaría caracterizar a Andrómeda. La marca se ha mantenido renovada con el paso de los años, principalmente debido a diversas secuelas, películas y merchandising, pero el estreno de Saint Seiya: The Lost Canvas fue, sin duda, lo que se pudo considerar como un punto de inflexión.

En Saint Seiya: The Lost Canvas no se nos limita a introducir en una historia distinta a la protagonizada por Seiya y compañía, si no que se nos lleva 200 años al pasado. El espectador y fan tiene la ocasión de vivir en primera persona algunos de los eventos y acontecimientos que sólo conoce de oídas y que entiende que resultan importantes para el desarrollo argumental de la saga. Que, por otro lado, haya varios personajes conocidos que también estén presentes en esta serie, aunque como es obvio con un aspecto distinto, se convierte en otra razón para sentir interés por la historia.

LA GUERRA SAGRADA DEL SIGLO XVIII

Retroceder en el tiempo más de 200 años es un recurso guionístico que favorece a los responsables del anime de una manera más que llamativa. Las opciones que tienen en sus manos también están vigiladas de forma constante por los fans, que cuidan de la continuidad para que no aparezca ningún error que desestabilice la coherencia con lo que conocen hasta el momento. Como ya es habitual en estos casos, el trabajo que se ha realizado a la hora de llevar Saint Seiya: The Lost Canvas a la televisión es minucioso y de una precisión digna del mejor cirujano, aportándose coherencia a todas las escenas y haciendo que la historia, por mucho que se conozcan detalles, sea tan fresca e interesante como cualquier otra.

En el argumento de Saint Seiya: The Lost Canvas conocemos a tres jóvenes que compartieron mucho tiempo juntos en su infancia, pero que ahora se han separado. Sasha, se ha convertido en la reencarnación de Atenea. Su hermano Alone sirve como el cuerpo en el que se ha reencarnado el Dios Hades, mientras que Tenma, el amigo de ambos, es el responsable de portar la armadura de Pegaso, uno de los caballeros que dan protección a Atenea. La inevitable invasión de Hades del mundo de los vivos se convierte en una larga lucha en la cual Tenma intentará hacer entrar en razón a su antiguo amigo mientras protege a Atenea e intenta aportar su granito de arena para que no sean sólo los caballeros de oro los que arriesguen sus vidas en la batalla contra los espectros de Hades.

ACTUALIZANDO EL MITO

Está claro que los tiempos han cambiado para el mundo de la animación, y ya no se pueden rodar los episodios de anime siguiendo las mismas claves que se utilizaban en los años 80 y 90. Las series son mucho más rápidas, intensas y breves. No hay 20 episodios por combate, y aunque se retiene la emoción y tensión de un enfrentamiento, este no tiene porqué durar más de 2 episodios como para ser recordado por parte de los espectadores.

En Saint Seiya: The Lost Canvas tenemos una buena demostración de este factor, siendo posible disfrutar de un buen desarrollo, estructurado de forma inteligente y que sabe premiar a los espectadores con un anime muy ameno, que se aleja de recrearse en escenas reiterativas una y otra vez. Al mismo tiempo, tiene más diálogo de lo que podría imaginar, y lo que tiene muy en cuenta es hacer todo lo posible para rellenar los mencionados huecos de guión que se han mencionado antes. Aún luchando, en términos generales, con la dura misión de resaltar en el recuerdo de un público que podría caer en la comparación con la serie y los caballeros originales, Saint Seiya: The Lost Canvas consigue destacar y confirmarse como un anime no sólo moderno y muy bien rodado, sino además de una indudable calidad guionística.

PRIMERA TEMPORADA EN BLU-RAY

Selecta Visión ha apostado muy fuerte por la edición en Blu-ray de Saint Seiya: The Lost Canvas, y es algo que los fans ven plasmado en unos resultados de primerísima calidad. La editora tiene a disposición del público una caja recopilatoria con la primera temporada en cuatro discos, tres de episodios y uno cuarto de extras que despiertan pasiones. No sólo se ha cuidado el exterior, con un packaging de los que despiertan aplausos, con discos ilustrados de forma independiente en cada uno, y cobertura interior con ilustraciones de los creadores dedicadas y firmadas en castellano, sino que la edición general destila clase y profesionalidad.

La calidad de imagen está representada en alta definición 1080p 16:9, obteniéndose una claridez de primera categoría, mientras que el sonido está disponible en 5.1 DTS HD tanto en castellano como en la versión original japonesa. Para disfrutar del audio original hay subtítulos en castellano que acompañan cada uno de los diálogos. No obstante, esta edición de Saint Seiya: The Lost Canvas en Blu-ray es una en la que el audio en castellano sorprende por la alta calidad de la que hace gala. Si bien en ocasiones el público está acostumbrado a escuchar que el anime no siempre cuenta con la participación de dobladores de primera fila, en Saint Seiya: The Lost Canvas la editora Selecta Visión ha puesto toda la carne en el asador. De esta forma, vamos a escuchar a auténticos dobladores de cine, algo menos habitual de lo normal, con voces muy reconocibles, como la de Jordi Boixaderas, que suele poner voz en el cine a Russell Crowe o Sean Bean, entre otros. El elenco que se ha reunido para este trabajo sorprende, y mucho, consiguiendo que incluso los más aficionados a la versión original le den una oportunidad al doblaje, algo que nunca es fácil. Esta adaptación al castellano, por otro lado, se ha plasmado también en cuanto al opening y ending, con unos resusltados, en ambos casos, satisfactorios.

A los episodios, esta versión en Blu-ray de Saint Seiya: The Lost Canvas añade contenidos adicionales. Por ejemplo, se ha rodado un documental en dos partes titulado El lienzo sonoro, que nos ayuda a profundizar en el doblaje y a escuchar las opiniones sobre distintas personas relacionadas con el universo de Saint Seiya. Cada una de las partes tiene una duración de 45 minutos, por lo que se trata de un documento largo e interesante que acompaña bien. Este extra está creado íntegramente en España por parte de Selecta Visión, agradeciéndose mucho que se haya tomado la molestia de incluir extras de la casa para dotar al Blu-ray de un mayor interés.

Otro de los extras es un entrevista con Shiori Teshirogi, guionista de la historia, la inclusión de los avances promocionales utilizados en Japón, subtitulados también al castellano, y el primer episodio de la segunda temporada, para que calmemos las ganas de saber lo que ocurrirá en los siguientes capítulos.

CONCLUSIÓN

Saint Seiya: The Lost Canvas se convierte en una edición que no se debe dejar pasar si somos fans de Saint Seiya o si en algún momento lo hemos pasado bien viendo las aventuras de los caballeros de Atenea. El anime tiene una alta calidad, con muy buen ritmo y una animación de altas dimensiones, pero la edición en Blu-ray, de una elevadísima profesionalidad, lo realza todo para que se convierta en una propuesta prácticamente irresistible.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados