Reportaje Blu-ray: Star Wars: La saga completa

Ha sido uno de los lanzamientos más esperados de este año 2011, pero también uno de los más polémicos. Hablamos de la edición en Blu-ray de la saga Star Wars, que con seis entregas cinematográficas a sus espaldas en cuanto a acción real, ha conseguido generar millones de fans en todo el mundo. Su lanzamiento en esta edición, como no podía ser de otra manera, se ha materializado en un gran éxito, aunque hay que destacar los puntos positivos y negativos de la edición.

LAS SEIS PELÍCULAS

Lo primero es lo primero. Esta colección de Star Wars se ha editado de dos formas. Por un lado con cada una de las dos trilogías por separado, por si hay algún fan que sólo está interesado en una de ellas. Y por otro, en una lujosa caja que recopila las dos trilogías y que incluye, además, discos extra con una tonelada de contenidos adicionales. Si bien la opción claramente recomendable se trata de la caja completa, sobre todo por el precio en comparación al de las trilogías originales, nunca está de más que Fox proporcione a los interesados la oportunidad de comprar cada trilogía por separado.

Dicho esto, podemos decir que la versión completa es una edición muy bien presentada, con una caja dotada de funda exterior y acompañada por un libreto con ilustraciones, además de información sobre los discos. La caja ha sufrido una variación en cuanto a diseño respecto a la edición de los Estados Unidos, la cual tenía las ilustraciones del libreto impresas en el interior de la caja. Más allá de esto las diferencias no son radicales y esta edición europea que se ha preparado para nuestro continente deja una buena impresión en este sentido.

En el interior los discos se apoyan en un sistema de menús fácil de navegar en el que Lucas y Fox han depositado especial interés en hacer que los espectadores se sientan más dentro del universo galáctico de Star Wars. Esto se puede apreciar al ver que los menús se encuentran divididos en base a los planetas del universo de la saga, siendo esta una buena forma de navegar a través de los extras y contenidos adicionales. Por ejemplo, si entramos en la sección de Naboo, nos aparecerán extras, como entrevistas o documentales, que de alguna manera estén relacionados con este lugar. La idea es ofrecer un sistema de opciones y contenidos ordenados y claros, incluyéndose entre pulsación y pulsación una pequeña escena que ayuda más a situar al espectador en cada planeta.

REMASTERIZANDO

La remasterización de imagen que se ha llevado a cabo en todos los episodios es de una gran calidad, y es justo reconocer que los episodios clásicos de la franquicia lucen a un elevadísimo nivel, pareciendo incluso que se trata de películas actuales. Como cada vez que se lleva a cabo una reedición de estos films, Lucas ha aprovechado para incorporar algunos cambios que no gustarán a los más puristas, pero que son una buena forma de ver actualizadas las películas tal y como el creador pensó en ellas cuando las ideó. Por ejemplo, el Yoda clásico al que veremos en pantalla se aleja de la marioneta para ofrecer un aspecto más tridimensional y coherente con lo que se vio en los últimos episodios estrenados en cines de la franquicia. También se ha realizado lavado de cara a los efectos y a la calidad y nitidez de la imagen, lo que da como resultado una edición de muy alta calidad.

Sobre el sonido es donde entra en acción la polémica, al menos con la versión que se ha editado en nuestro país. Los problemas son principalmente dos. El primero es que el audio en castellano se ha mantenido en el rango de calidad que escuchamos tiempo atrás en el DVD, con poco margen de mejora debido a que no existe un master más eficiente del que partir. El segundo es que no está presente la pista de audio en alta definición en inglés, la cual sí está añadida en la versión norteamericana de este mismo Blu-ray.

MONTONES DE EXTRAS

Los fans de Star Wars que tengan intención de examinar cada uno de los discos hasta el último de sus contenidos adicionales deben saber que tendrán ante sí más de 40 horas de extras. Lucas y su equipo han pensado en prácticamente cualquier cosa que podamos imaginar. Hay documentales, algunos de ellos inéditos y no mostrados al completo hasta la fecha, imágenes del rodaje, escenas eliminadas de todos los capítulos, incluso una muy relevante sobre la relación entre Luke y Darth Vader, y documentos que permiten conocer el trabajo de los artistas y maquetistas que trabajaron en las películas. No falta un vistazo al rancho de George Lucas dedicado al fenómeno de los jedi y una recopilación de parodias donde veremos, durante más de una hora, cómo Star Wars ha causado sensación en cine y televisión.

CONCLUSIÓN

La colección de Star Wars en Blu-ray es una ocasión perfecta para volver a disfrutar de estos clásicos del cine, y posiblemente tardemos alrededor de otros diez años en encontrarnos con una nueva edición de las películas. Teniendo en cuenta la gran cantidad de extras que vienen añadidos y la calidad de imagen, sólo el fallo del sonido nos aleja de decir que se trata de una edición perfecta. Pero por lo demás, es una de las ediciones más atractivas que se han visto hasta el momento en el sector de los Blu-ray.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados