Almacén 13

NOTA: ★★★★★★★☆☆☆

La serie de la cual hablamos hoy ha sido la más exitosa en la historia del canal Syfy (y de momento lo sigue siendo), con algunos episodios de enorme audiencia en los Estados Unidos. Sus creadores, Jane Espenson y D. Brent Mote, han utilizado influencias de otras series de televisión conocidas para crear una historia interesante y bastante original. Su paso por nuestro país también ha contado con gran respaldo por parte de la audiencia, y el estreno de su segunda temporada en los Estados Unidos también está firmando muy buenas cifras. Además, Syfy está poniendo toda la carne en el asador, y ya ha emitido un capítulo crossover con la serie Eureka, otro de los éxitos de la cadena.

ARGUMENTO

El guión de la serie tiene como protagonistas a dos agentes del servicio secreto de los Estados Unidos que son transferidos, sin darles demasiada información sobre ello, a un departamento especial del gobierno. Se trata del Almacén 13, un lugar desconocido por el público y oculto a primera vista, en el cual se encierran todos los peligros sobrenaturales que van encontrando en forma de artefactos. En éste lugar la pareja, los agentes Myka Bering y Peter Lattimer, se encuentran con el doctor Artie, que está a cargo del lugar y que será quien les instruya en su nuevo trabajo. Capítulo tras capítulo los dos agentes tendrán que viajar por el país recuperando artefactos peligrosos y desentramando el misterio sobre misterios paranormales que afectan a personas inocentes.

REPARTO

Al margen de los habituales secundarios que vemos en cada episodio, Almacén 13 tiene un núcleo formado por tres personajes protagonistas: los dos agentes y el doctor. Al agente Peter Lattimer le caracteriza el actor Eddie McClintock, a quien hemos visto de secundario en montones de series de televisión. El intérprete pasó por la serie Bones con un personaje menor, y ahora parece haber encontrado finalmente el papel que necesitaba para triunfar. Lo cierto es que de una manera un poco extraña, McClintock tiene unas maneras, unos gestos, y un aspecto físico que recuerdan, de forma llamativa, al veterano David Boreanaz, protagonista de Bones. Hay pocas escenas donde McClintock no nos haga imaginar que estamos viendo a Boreanaz en pantalla, y a la hora de echar cuentas, el protagonista de Almacén 13 sale perdiendo. No es mal actor, pero le falta carisma. Su coprotagonista en la serie es Joanne Kelly, a quien tampoco habíamos visto demasiado, pero que cumple con su trabajo sobradamente. No se aprecia que disfrute de mucha química con McClintock, y la pareja protagonista queda un poco coja debido a ello, pero la actriz tiene tablas y se defiende en todo tipo de situaciones.

Al buen doctor Artie le interpreta Saul Rubinek, que quizá no ha sido protagonista de ninguna gran saga, pero es uno de esos actores secundarios de garantías. Le hemos visto en montones de películas y series de televisión, como en Frasier, donde caracterizó a un personaje bastante importante durante un arco argumental muy importante. En Almacén 13 es el que le da fuerza a la serie, el que roba la atención de todas las escenas, y el que destaca por encima de todos los miembros del reparto. Por desgracia, en la versión doblada al castellano se pierde toda la expresividad del actor, y su trabajo pierde muchísima calidad debido a ello.

LA SERIE

Han sido muchos los que han criticado el argumento de Almacén 13 por parecerse demasiado a otras series de televisión, como la de Viernes 13 emitida en los 80. También hay obvias reminiscencias a Expediente X, e incluso hay algunos ramalazos a Bones en cuanto a cómo se desarrollan los casos y la relación de los personajes. No obstante, Almacén 13 tiene un denso argumento alrededor de la serie, con un trasfondo que engancha, y una personalidad propia. Caso a caso se nos van a ir presentando artefactos de lo más curiosos, y progresivamente se van desarrollando tramas argumentales principales que le dan importancia a la historia más allá de ver cómo se resuelven distintos problemas en cada episodio. Por otro lado, ir adentrándonos en el almacén, y descubrir qué artefactos tiene escondidos, es otro de los puntos interesantes de la serie. Los guionistas han partido de una base argumental histórica densa, y apreciaremos referencias a todo tipo de personajes del pasado. Hay un espejo de Lewis Carroll que abre reflejos peligrosos, la pluma de Poe que puede hacer realidad cualquier cosa que se escriba con ella… y mil cosas más.

CONCLUSIÓN

Almacén 13 es una serie de buenas ideas, con un planteamiento muy interesante y un trasfondo que merece la pena descubrir (si éste es el almacén 13, ¿qué ocurrió con los 12 anteriores?). Por desgracia, le falla la pareja protagonista, a la que le falta carisma, aunque la presencia del actor Saul Rubinek soluciona en gran medida éste problema.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados