Astro Boy

NOTA: ★★★★★★★½☆☆

Creado en 1952, Astro Boy, el famoso héroe del manga ideado por Osamu Tezuka, vuelve ahora a primer plano de la actualidad con una película animada de producción norteamericana. Éste proyecto, en activo desde hace bastante tiempo, se ha llegado a materializar con mucho esfuerzo y tras el cambio de varios directores reconocidos. Finalmente, las productoras Maryann Garger y Pilar Flynn terminaron confiando en el talento del cineasta David Bowers para hacerse cargo de ésta producción de presupuesto más que respetable (unos 65 millones de dólares).

ARGUMENTO

En el futuro el mundo se ha convertido en un lugar donde los robots juegan un papel determinante en la existencia de la humanidad. Así mismo, la humanidad se divide en dos zonas importantes, la superficie, y otra de ellas conocida como Metrópolis, una ciudad flotante en el aire. En éste lugar reside la clase alta, y es donde los robots destacan más realizando todo tipo de tareas en lugar de las personas. El doctor Tenma es uno de los científicos más respetados del lugar, y el creador de muchos de los avances conocidos por el público. Su hijo, Toby, es un prometedor niño en el que su progenitor tiene depositadas grandes confianzas, dado que posiblemente se convertirá en un científico tan brillante como él. Pero cuando algo le ocurre a Toby, el doctor Tenma sólo encuentra una manera de recuperarlo: creando un robot tan parecido a él y humano que pueda ocupar su lugar. Éste se trata de Astro Boy, el robot que cambiará el destino de la humanidad. Aunque para ello antes tendrá que encontrar su lugar en el mundo y descubrir el auténtico destino que se esconde tras sus espectaculares poderes robóticos.

REPARTO

Parte del gran presupuesto de la película se invirtió en contar para la producción con un equipo de doblaje de alta calidad. Estos actores no sólo han participado en el proceso de dar voz a sus personajes, sino que también han colaborado para la elaboración de los diseños 3D. En el caso de Nicolas Cage, que caracteriza al doctor Tenma, el parecido es obvio, y se agradece que para el doblaje en castellano se haya respetado al doblador habitual del famoso actor. Al protagonista, en la versión original, le interpreta el famoso Freddie Highmore, que aporta mucha energía al personaje. En la edición en castellano hay que decir que también se ha realizado un estupendo trabajo de doblaje, y que da gusto que no se haya contratado a ningún famoso de turno.

Otros actores que han participado en la producción son Kristen Bell, Charlize Theron, Bill Nighy, Donald Sutherland, Eugene Levy, Moisés Arias, o incluso Samuel L. Jackson. El director, David Bowers, que ofrece una buena demostración de lo que es capaz de hacer con un buen guión entre sus manos, también se reserva un pequeño papel de doblaje (como Mike, el robot nevera). Hay que decir que Bowers nos ha sorprendido y que sin duda tiene mucha madera para convertirse en un peso pesado del circuito de la animación. Su anterior película, Ratónpolis, no nos entusiasmó demasiado, pero ha sabido reinventarse y mediante la experiencia se ha superado de manera notable.

LA PELÍCULA

Es importante dejar al margen las comparaciones y los detalles de lo que se ha cambiado y lo que se ha respetado respecto al manga y las series de animación originales del héroe. Ha llovido muchísimo desde que se viera a Astro Boy por primera vez en televisión y es obvio que se van a llevar a cabo algunas modificaciones. Más aún teniendo en cuenta que Astro Boy, ésta nueva película, tiene muchos miembros norteamericanos en su producción, aunque el presupuesto no deja de venir de Asia y de las arcas de Imagi Animation Studios (Hong Kong) y Tezuka Productions (Japón). Hay cambios, y son más o menos discutibles, pero la película resulta una aventura muy divertida, amena, y con algunas secuencias realmente bonitas y detallistas.

El hilo argumental ha sufrido también algunos cambios, pero son mínimos, y están justificados (como la manera en la que fallece el hijo del doctor Tenma). El ritmo de la película es trepidante, con acción, secuencias donde realizar cuentas y plantearnos muchas cosas, y momentos de emotividad en los que se intenta ensalzar cómo algo tan poco humano como un robot puede llegar a tener más humanidad que las propias personas. Es una bonita historia, con una pizca de humor gracias sobre todo a personajes secundarios (un trío de robots muy graciosos), y la acción suficiente y en el momento justo para sacar levantar a la audiencia de la butaca y devolverle el interés si lo habían perdido.

CONCLUSIÓN

De verdad resulta una pena ver cómo la película de Astro Boy es criticada por la prensa cuando ofrece una diversión impecable y un estilo animado 3D de primer nivel para disfrute de los más pequeños. A éstas alturas, cuando el personaje ha cumplido más de 50 años, no es normal seguir realizando comparaciones en cada una de sus nuevas reinterpretaciones. Si dejamos que se nos nuble el juicio por detalles como estos, nos perderemos la oportunidad de disfrutar con una película de lo más entretenida y emocionante.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados