Cars 2

NOTA: ★★★★★★★★½☆

Se dice, o al menos se cree entre la crítica más especializada, que Cars es la peor película de Pixar, y sin duda una que no debería haber tenido secuela. Pero está claro que Disney ha conseguido gran éxito con ella, lo que justifica que nos encontremos con esta segunda entrega. En lugar de ser un film de emociones, de clásico cinematográfico, como le puede ocurrir a Up o Wall·e, Cars es una película que, en la tradición de Disney, busca el entretenimiento de los más pequeños de la casa. Y por mucho que Pixar acostumbre a regalar a los mayores películas animadas profundas y emotivas, hay que entender que los niños también pueden tener su ración particular de Pixar.

ARGUMENTO

Rayo McQueen vuelve a Radiador Springs para encontrarse con su amigo Mate y su novia Sally, además de con todos los personajes del pueblo, salvo Doc Hudson, que ya les abandonó. Cuando una nueva carrera alrededor del mundo comienza, Rayo, que no tiene intención de participar, acaba haciéndolo para derrotar al italiano Francesco Bernoulli, que le ha retado. Como novedad, Rayo aprueba llevarse a Mate en el viaje, y este no tarda en meterse en problemas. Bajo una conspiración que dará lugar mientras Rayo participa en la carrera, Mate tendrá ocasión de convertirse en un auténtico espía secreto.

REPARTO

La primera entrega de Cars fue una película con un repertorio de actores vinculados a las voces de los personajes realmente destacable. Todos ellos, salvo tres intérpretes que ya han fallecido, han vuelto a trabajar en la película representando a sus personajes. A Rayo McQueen le da vida Owen Wilson, mientras que Larry the Cable Guy es Mate, el auténtico protagonista de la película. También escucharemos a Michael Caine, Emily Mortimer, Bonnie Hunt, Tony Shalhoub, Cheech Marin, Thomas Kretschmann, y Jason Isaacs, además de a los muy conocidos Bruce Campbell, John Turturro y Eddie Izzard, que no podían faltar. Las tres ausencias respecto a Cars son las de George Carlin, que daba vida a Fillmore, y que ha sido sustituido por Lloyd Sherr, la de Paul Newman, cuyo personaje también ha fallecido, y Joe Ranft, que daba voz a Red, coche que en esta secuela no tiene diálogo.

En el doblaje se ha mantenido la calidad habitual, y sobre todo destaca la vuelta de Carlos Kaniowski en el papel de Mate, que acaba siendo el personaje al que más escucharemos a lo largo de toda la película. La particularidad de la versión española es que escucharemos a Fernando Alonso dando vida a su propio personaje.

LA PELÍCULA

De la primera entrega de Cars se dijo que tenía una historia floja, que sus personajes eran muy planos y que en general era una producción sumamente infantil. Para la secuela, John Lasseter, que vuelve a la dirección tras una ausencia de varios años desde el estreno de Cars, hace uso de su estilo más característico. Lasseter sabe cómo enfocar la historia pensando en los niños, simplificando el desarrollo argumental, pero incorporando muchos efectos visuales y particularidades que hacen que los espectadores disfruten de un buen espectáculo visual. En Cars 2 nos encontramos con una historia más elaborada que la de Cars, donde destaca la incorporación de elementos de acción adicionales que le dan un muy buen ritmo al film. Al mismo tiempo, hay comedia, principalmente fundamentada en la personalidad de Mate y en cómo los coches interactúan con países que desconocen, sobre todo Japón y sus innovaciones. Pero esto no quita que Cars 2 tenga mensaje, que enseñe algo a los niños al tiempo que les hace pasar un buen rato, y que sea una película altamente recomendable para familias y niños de todas las edades.

La visualización 3D es de alta calidad, y ayuda a que los escenarios y escenas visuales, uno de los aspectos donde Cars 2 sorprende más, deje un aspecto y un sabor de boca todavía más dulces. Si bien la historia y la personalidad del film quizá sólo gusten a los más pequeños, no se puede negar que en el aspecto técnico se trate de una de las películas de animación más potentes de los últimos tiempos. Y por si esto fuera poco, sabe aprovechar el efecto 3D para crear profundidad y un nivel de espectacularidad adicional.

Lo que no nos ha terminado de hacer gracia ha sido que se adapte un personaje de la película, eliminándolo de la versión estadounidense por completo y cambiándolo por otro dependiendo del país de estreno. En nuestro país el coche incluido ha sido el de Fernando Alonso, de color azul y con la bandera de España, mientras que en lugares como Australia se ha visto a Mark Winterbottom y en Latinoamérica a Memo Rojas. En la versión original el personaje era Jeff Gorvette, caracterizado por el famoso Jeff Gordon.

CONCLUSIÓN

Los fans de la animación que busquen una experiencia como Up o Wall·e van a quedar muy decepcionados con Cars 2, porque esta película se trata de algo muy distinto. La secuela de Cars, como su primera entrega, está enfocada a los más pequeños de la casa y es pensando en ellos la manera en la que se debe valorar la película, ni más ni menos. Desde este punto de vista, los más pequeños se lo van a pasar en grande con la historia que protagoniza Mate casi en solitario, sorprendiendo por haber eclipsado a Rayo McQueen, el coche que más se relaciona como héroe de la franquicia.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados