Había opiniones de todo tipo en relación al estreno en la televisión estadounidense de El cuerpo del delito (Body of Proof), una serie de la ABC que debutó con grandes expectativas. Tras su paso por la pequeña pantalla de Norte América ahora se ha estrenado por partida doble en nuestro país, primero en Fox y posteriormente en Telecinco, donde se espera rentabilizar los nueve episodios de su primera y breve temporada para comenzar a causar interés en la audiencia. Con una segunda temporada ya garantizada, es una de las series sobre medicina e investigación que merece la pena seguir, aunque no se trate de la producción más exitosa de los últimos tiempos.

ARGUMENTO

La doctora Megan Hunt es una nueva forense que, después de abandonar su exitosa carrera como neurocirujana debido a un accidente, debe comenzar a ver la vida con otros ojos. Su nuevo puesto hará que sus pacientes ya no estén vivos, sino muertos, lo que hará más fácil el trabajo de la protagonista. Pero al tiempo que realiza procesos de examinación a los cuerpos fallecidos, la doctora participará en la investigación de casos, todo mientras se ocupa de una vida personal que tiene desatendida. Con su hija ha perdido cualquier vínculo, aunque intenta conectar con ella de nuevo, y en general sufre el desastre en su vida personal y profesional.

REPARTO

A la protagonista le da vida la actriz Dana Delany, una actriz a la que hemos visto en un buen número de papeles relevantes, como en la serie de televisión Mujeres desesperadas o en Secuestrado. También goza de gran experiencia en el doblaje de series de animación, siendo la habitual dobladora de Lois Lane en series y películas animadas de la factoría de DC Comics. En El cuerpo del delito (Body of Proof) realiza un trabajo más que satisfactorio, convirtiendo a su personaje en una protagonista de peso y fuerza, que consigue hacer que los espectadores se centralicen en ella de manera indudable episodio tras episodio. La actriz ha hecho prácticamente de todo a lo largo de su carrera, e incluso la vimos con un aspecto de femme fatale en la película Dos sabuesos en la isla del edén de 1994. Con este nuevo papel se confirma como una de las intérpretes a las que seguir la pista en la televisión.

El reparto de secundarios es efectivo, aunque se echa de menos quizá un toque de mayor carisma, si bien es verdad que a medida que vamos conociendo a los personajes nos causan un interés superior. Entre estos actores están presentes Jeri Ryan, John Carroll Lynch, Nicholas Bishop, Sonja Sohn, Geoffrey Arend, y Windell Middlebrooks. El grupo en términos generales ofrece un buen aspecto, pero no hay quien destaque sobre los demás personajes de forma especial, pareciendo en cierta medida que se ha tratado de dejar el foco de la cámara sobre la actriz principal de la serie.

LA SERIE

Comenzó con más de 13 millones de espectadores en la televisión de los Estados Unidos, y aunque tras los episodios los números bajaron un poco, la temporada terminó con una muy digna cantidad superior a 10 millones en cuanto a público. En parte ayuda que la temporada tenga sólo nueve episodios, lo que irremediablemente deja con ganas de ver más historias protagonizadas por la doctora Megan Hunt, pero también se convierte en un elemento favorable el buen ritmo de la serie. El concepto es interesante y más que efectivo, combinándose escenas y el argumento propio de las series de medicina con la investigación policial y especializada de sucesos ocurridos en relación a las muertes de los cuerpos que la protagonista deberá tratar. El ritmo se ve complementado por el drama que rodea a la vida personal de la doctora, quien tendrá que intentar recuperar la atención y el cariño de su hija, que vive con su exmarido. Este elemento dramático es característico de la serie y ayuda a que la historia de la doctora Megan Hunt cause un mayor interés entre el público que no sólo quiere ver investigación y medicina, sino también parte de drama personal.

En general es una serie interesante, que parte de buenos guiones para llamar la atención de los espectadores, y que según el progreso que lleve a cabo en cuanto al desarrollo de sus personajes, podría convertirse en un gran éxito de televisión. De momento la primera temporada ha dejado unas buenas sensaciones, y aunque no revoluciona y los personajes secundarios se limitan a acompañar, se aprecia potencial en lo que veamos en la segunda tanda de episodios.

CONCLUSIÓN

El cuerpo del delito (Body of Proof) volverá a la pantalla norteamericana en septiembre de este año con su segunda temporada, que a priori se perfila como un éxito. La audencia ha hablado y ha dejado claro que las historias de la doctora Megan Hunt, combinando drama y la emoción de los casos de investigación, tiene suficiente interés como para mantener la serie en pantalla con buenos datos de audiencia. Pero, visto lo visto en Estados Unidos, tampoco hay que confiarse, y es que nueve capítulos no son suficiente para saber si la serie a largo plazo terminará complaciendo a la audiencia o si le darán la espalda como ha ocurrido con otras series de similares características. De momento, gracias a su emisión en la televisión de nuestro país, no sería mala idea disfrutar de lo que nos propone siempre y cuando seamos seguidores del género y la ambientación dramática de fondo nos interese.

El cuerpo del delito (Body of Proof)
3.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. delany@hotmail.com

    no son nueve capitulos son trece, a ver si nos informamos mejor antes de escribir un articulol.