House – Temporada 7

NOTA: ★★★★★★★★½☆

El tiempo pasa rápido, y ya nos encontramos en la séptima temporada del doctor más conocido de los últimos tiempos en televisión. Hablamos de House, serie que ha conseguido introducirse con fuerza en las pantallas de todo el planeta por medio de un personaje inimitable. Para ésta nueva temporada, que ya se encuentra en emisión en nuestro país, y que en los Estados Unidos ha cumplido ya seis episodios, se introducen importantes cambios. La idea, como siempre, es seguir poniendo al protagonista en situaciones que le hagan evolucionar y mostrarnos todos los aspectos de su compleja personalidad, la cual todavía guarda sorpresas para el espectador.

ARGUMENTO

La temporada anterior, la sexta, tuvo un desenlace bastante emocionante y diferente. En un accidente, House y Cuddy trabajaron en el exterior para intentar ayudar a los heridos. En el caso de House, se involucró con una chica a la que tuvo que amputar una pierna, y que posteriormente murió sin que él llegara a poder hacer nada al respecto. Vuelta en su casa, debido al dolor de su pierna, las heridas causadas en el accidente, y los problemas psicológicos por la muerte de su paciente, además de los comentarios previos de Cuddy, House comienza a buscar las pastillas que guardaba en su baño. Pero justo cuando está a punto de tomarlas, Cuddy llega y le revela que ha terminado su relación con Lucas porque en realidad está enamorado de él. Una vez se besan, la temporada termina prometiendo cambios para la siguiente remesa de episodios. Y así ha sido, porque ahora House y Cuddy son pareja, y una versión enamorada del protagonista puede llegar a resultar pintoresca. Primero, porque su relación puede afectar a su trabajo, sobre todo sabiendo que su novia es también su jefe, y segundo, porque se le puede ablandar más de la cuenta la personalidad.

REPARTO

El actor Hugh Laurie tiene por delante la difícil tarea de darle a su personaje más humanidad, haciéndolo un poco más simpático y menos problemático. No obstante, a raíz de lo visto en los primeros episodios, podemos apreciar que Laurie ha conseguido encontrar el punto medio exacto para dotar al nuevo House de credibilidad sin perder la esencia clásica del personaje. Dicho de otro modo, sigue bordando una interpretación de las que merecen más de un premio.

Ésta nueva temporada comienza con la ausencia de la actriz Olivia Wilde, que caracteriza a 13, quien se tomará un descanso para dejarle su sitio a Martha Masters, una nueva empleada de House a quien dará vida la actriz Amber Tamblyn. Ésta joven intérprete de 27 años ha tenido experiencia en cine y televisión con producciones como The Ring, Beyond a Reasonable Doubt o Main Street. Por otro lado, en papeles secundarios (por regla general, enfermos) estarán actores invitados del estilo de Alyson Stoner, Jennifer Grey, Dylan Baker, Matthew Lillard, Amy Irving, Gabrielle Christian y Jack Coleman.

LA SERIE

Con la séptima temporada de House se incluyen muchos cambios que se habían visto venir, y que el público, en cierta medida, estaba esperando con ganas. El camino que ha recorrido el personaje para al final ganarse la atención romántica de Cuddy ha sido largo y complicado. Pero al fin lo ha logrado, si bien no está muy claro si ahora House se conformará con ello o si su personaje seguirá evolucionando de manera distinta a la que estábamos esperando. La serie también aporta un cambio en el reparto predecible, la ausencia de Olivia Wilde, un personaje que ya había anunciado su marcha en anteriores ocasiones, y que ahora dejará su sitio a un nuevo fichaje. Un cambio de equipo siempre es refrescante, especialmente en éste caso, manteniéndose a los principales ayudantes de House con los que viene trabajando desde hace años.

La serie se mantiene en su línea, y salvo el episodio inicial, que resulta demasiado pesado en comparación al ritmo habitual de las temporadas, cumple con las expectativas. Más casos complejos y situaciones de moralidad dudosa seguirán persiguiendo al protagonista, aunque comenzará a desarrollar cambios en su personalidad en relación a la influencia que estar enamorado causa en su cerebro. Es ahí donde se encuentra el núcleo de ésta temporada y lo que, habrá que ver, provocará cambios en el status quo de los protagonistas.

CONCLUSIÓN

House continúa evolucionando, y ya parece estar confirmado que se ha abandonado la imagen de adicción y problemas con los que se vinculaba al protagonista en sus orígenes. No es malo, ni mucho menos, dado que como en todas las series dramáticas, el público quiere ver que sus personajes progresan y sufren cambios como también lo hacen las personas en la realidad. De momento la séptima temporada de House comienza de manera dulce para su protagonista, pero quedará ver qué ocurre una vez transcurran los episodios. Nunca hay que confiarse, y menos en una situación tan inestable como la que parecen encontrarse los dos tortolitos que dan forma a los planos más románticos de ésta temporada.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados