A Harry Potter le funcionó, pero esto no quiere decir que a todo el mundo le suene la flauta. Muchos de los lectores de la novela original ya pronosticaron que dividir el tercer libro de Los Juegos del Hambre en dos películas era un error. Nosotros solo lo tuvimos que confirmar en el cine, aunque nos lo imaginábamos. ¡Y es una pena, porque la saga iba muy bien! Después de la mala imagen dejada en el cine por la saga Crepúsculo, que ha hecho muchísimo daño, con Los Juegos del Hambre habíamos recuperado la esperanza. No obstante, esta tercera película nos ha decepcionado mucho.

Y todo se podría haber solucionado unificando la novela en una sola película y no en dos, porque de donde no hay no se puede sacar más. Todo lo que nos gustó de las dos entregas iniciales de Los Juegos del Hambre hace aguas en esta tercera entrega. La acción no está tan bien representada, sobran escenas de diálogos interminables y se intenta potenciar un factor sentimental que, sospechamos, ni siquiera el propio equipo de guionistas se sabe creer (la culpa es de Danny Strong y Peter Craig). Hay algunas secuencias que son especialmente bochornosas y que se alejan radicalmente de lo que nos esperábamos estando la situación de la historia en un momento tan burbujeante.

Mucho ojo con Katniss

Hay personajes protagonistas, sobre todo femeninos (Bella Swan ha hecho mucho daño), a los que no acabamos de tragar y que nos parecen insoportables. Después de la primera entrega de Los Juegos del Hambre nos sorprendió descubrir que Katniss Everdeen nos gustaba. Quizá porque Jennifer Lawrence es un pedazo de actriz, o quizá porque el personaje es mucho más coherente que otros que hemos visto en el género en películas previas. El caso es que en las dos primeras películas nos encantó. Pero en la tercera entrega todo se va al traste.

Porque ese momento de duda, de cambio de personalidad transitorio que se produce en el film, debería haber ocupado solo una parte del metraje y no toda la película (si, repetimos, se hubieran unido las dos partes como está en el libro). No tenemos miedo, porque nos imaginamos que para la última película recuperaremos a la Katniss más luchadora que tanto nos gusta y que se olvidará de las muchas chorradas que se le pasan por la cabeza en esta tercera entrega.

La vida en el Distrito 13

Se nos pasa por la cabeza que una de las peores ideas que tuvo la autora de Los Juegos del Hambre fue crear el Distrito 13, que se encuentra escondido bajo tierra del Capitolio. Toda la historia que se genera a su alrededor, incluido ese enfrentamiento que más parece una lucha de submarinos que otra cosa, es absolutamente prescindible. Los momentos de croma con Katniss grabando las promos son literalmente absurdos, poco dignos de llenar el metraje en el que se convierte la última novela de la historia. No es que no sean cosas que pasen, pero se les da demasiadas vueltas para llegar a una conclusión que todos nos imaginamos desde el principio.

Esto deriva en que nos aburramos. Nos aburrimos horrores con Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1. El Distrito 13 no tiene nada de original, porque es el lugar bajo tierra oculto que hemos visto en 200 películas. En la novela tiene su relevancia, pero son páginas que vamos avanzando y leyendo para llegar a la parte más movida del libro. En el cine son el grueso de minutos de la historia y lo que nos hace sentir la tentación de apoyar la cabeza contra el respaldo para empezar a descansar.

No todo es negro, por supuesto. La película tiene algunos momentos interesantes, como aquellos en los que la familia de Katniss tiene una presencia relevante, que ayudan a ver cómo se conecta su pasado, su presente y su futuro. También tenemos todo lo que le está ocurriendo a Peeta lejos del lugar en el que se encuentra la protagonista. Desgraciadamente, otros personajes no salen tan bien parados. Haymitch es un reflejo de la relevancia que tuvo en el pasado y la Presidente Alma Coin comienza a mostrarnos su potencial, pero tampoco nos hagamos ilusiones de ver durante muchos minutos a la veterana Julianne Moore.

Preparándonos para el encuentro definitivo

Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1 es una entrega que va a servir como puente entre las películas más interesantes de la franquicia. El primer episodio entretiene mucho y, aunque es una película muy introductoria, tiene un gran gancho. El segundo nos proporcionó enormes dosis de adrenalina. Esta tercera película tiene más bien poco que ofrecer, pero es de visionado obligatorio para continuar con la historia, y suponemos que una vez la veamos de seguido con la cuarta adaptación todo terminará teniendo mucho más sentido. Aún así, no podemos aplaudir el trabajo del director Francis Lawrence, porque en esta ocasión el resultado no está, ni mucho menos, a su altura. Suponemos que el cineasta, que ya fue quine adaptara los episodios anteriores, ha hecho todo lo que ha podido con el guion y las imposiciones que le han puesto sobre la mesa. Más allá de darle volumen a la película y de lograr que todo encaje de una manera coherente, el trabajo no merece mucho más aplauso.

Pero por muy poco divertido que haya sido este episodio las cifras de la taquilla demuestran que si la productora quería dividir el film era porque sabían que sacarían mucho más dinero con ello. Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1 costó 125 millones de dólares y la recaudación ha llegado a superar los 700 millones. Si a esto le sumamos que todavía queda el estreno del siguiente episodio, entendemos de forma absoluta porqué se decidió dividir la novela en dos partes. Desgraciadamente, en ocasiones manda más la ambición económica que el tratar a los seguidores de la manera más apropiada según el caso. En noviembre de este año 2015 tendremos otra cita en el cine para volver a encontrarnos con Katniss y compañía en el episodio final. Si no habéis perdido la fe con la saga, allí nos encontraremos.

Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1
Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1 baja el nivel de la saga con un guion que resulta ineficaz y un desarrollo muy pesado.
Guion3.4
Reparto8
Dirección5.8
Lo mejor
  • El reparto sigue a la altura
  • Julianne Moore
Lo peor
  • Aburrida
  • Esta no es nuestra Katniss
  • Acabaremos viéndola varias veces por seguir la saga
5.1Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
6.0

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados