Con una audiencia que superaba ya la de las anteriores temporadas, esta tercera entrega de Los Soprano, estrenada el 4 de marzo de 2001, vuelve a introducirnos en la vida profesional y personal del capo Tony Soprano, quien continúa luchando por sacar adelante a su familia a expensas de la organización criminal que lidera. La temporada cuenta con 13 capítulos de 50 minutos aproximadamente y en ella conoceremos a nuevos personajes, algunos de los cuales se extenderán a lo largo de más temporadas.

ARGUMENTO

Después de la desaparición de Richie Aprile, esta vez los quebraderos de cabeza de Tony vendrán de la mano de Ralph Cifaretto quien, tras haber pasado un periodo de tiempo en Miami vuelve a Nueva Jersey para encargarse extraoficialmente del liderazgo del “grupo Aprile”. Ralph, empieza una relación con la viuda del que había sido el Don de la familia, Jackie Aprile (Sr.), pero a pesar de las ganancias que consigue, Tony se niega a nombrarlo capo debido a su inestabilidad e insubordinación lo que genera todavía más tensión entre ambos.

Por otro lado, el hijo del anterior jefe, Jackie (que ahora vive con Ralph) desea desesperadamente formar parte de la organización cosa que T. no ve con buenos ojos ya que le había prometido a su difunto amigo que su hijo no se metería en problemas, razón por la cual trata de alejarlo por todos sus medios del crimen. En cuanto a sus relaciones personales, Tony comienza una relación con otra paciente de la Dr. Melfi: Gloria Trillo, una relación de “amour fou” que comienza a deteriorarse cuando ésta trata de involucrar a Carmela.

REPARTO

En la tercera temporada nos despedimos de Livia Soprano por fallecimiento de la actriz Nancy Marchand quien, a pesar de su veteranía, supo captar a la perfección el odio escondido bajo la fachada de la madre del mafioso, causante de la mayoría de sus problemas psicológicos. En cuanto a las nuevas incorporaciones de la serie, destacar la de Ralph Cifaretto a quien da vida Joe Pantoliano. Reconocido por breves papeles en películas como The Matrix, Memento o Los Gonnies, el actor italoamericano interpreta a un personaje histérico y sin escrúpulos que será esta temporada el centro de todos los odios de los protagonistas.

Los Soprano Temporada 3 001

La hermana de Tony Soprano, interpretada por Aida Tuturro reaparece esta vez para quedarse, incorporándose al reparto ya habitual de la serie encabezado por Gandolfini, Falco y Bracco. En esta temporada también cabe destacar un breve cameo del mítico amigo de Rocky, Burt Young, participando durante un capítulo con el papel de Bobby Baccala Sr. Por último, Steve Buscemi, el cual formará parte del reparto en la cuarta temporada, se lanza a la dirección de unos de los mejores capítulos de la tercera: Pine Barrens, en el que el tiempo se congela para dejar a Paulie y Christopher perdidos en el nevado bosque.

LA SERIE

La mujer en el cine mafioso está irremediablemente subyugada a un universo masculino. Debiluchas y sumisas, el género las ha encasillado en el papel de secundarias y sin embargo, quizás por su condición de serie, la continuidad de Los Soprano permite explorar mejor que el cine la figura femenina en el mundillo, otorgándole a una madre la capacidad de determinar la vida del protagonista Tony Soprano. Es entonces cuando nos percatamos de que el planteamiento psicológico inicial de la serie, en el que un mafioso entraba en crisis mental debido a presiones laborales y profesionales, adquiere un nuevo significado.

Los Soprano Temporada 3 002

Por fin, la Doctora Melfi tras el fallecimiento de Livia Soprano, resuelve el origen de los famosos ataques de pánico de Tony y es que es en esa figura materna, siguiendo la omnipresente teoría freudiana, donde residía la clave de sus crisis, condenado a una dura infancia carente de todo tipo de amor y en manos de una histérica e infeliz madre cuya única alegría en la vida era la buena carne italiana. La otra cara de la moneda, la sexy mujer florero que acompaña a todo buen mafioso, vendría de la mano de Carmela y sus secuaces (Barbara, Gabrielle, Adriana…) así como de las continuas e infinitas amantes que, sin embargo, también tienen una personalidad explotable.

Gloria Trillo destaca en esta temporada encarnando a la figura materna de Livia, figura que le viene terminando por subordinarse completamente a Tony, por el cual pierde la cabeza (aunque no de forma literal). La doctora Melfi, por su parte, representa otra de las grandes figuras femeninas de la serie y es, además, portadora de una moralidad de la que nos hace partícipes al ser el único personaje ajeno a la Familia. Pero esa moralidad es cuestionada en esta temporada cuando, al verse en peligro, pone a prueba sus principios (por tanto los nuestros) en uno de los mejores capítulos de la temporada: El empleado del mes.

Y siguiendo con el imaginario mafioso, la herencia del oficio, también ha sido un recurso narrativo habitual a lo largo de la historia del cine. En El Padrino Michael Corleone se mostraba reacio a continuar con el legado de su padre que, sin embargo, era inherente a él. En esta temporada Tony se esfuerza porque el hijo del fallecido Jackie Aprile Sr., del mismo nombre, se aleje al máximo de La Familia y trate de llevar una vida normal, la vida que él nunca puedo tener. Sin embargo, irremediablemente Jackie Jr. se ha criado, como Tony y como Michael, en la mafia y ansiando las ventajas económicas y sociales del mundillo, trata de iniciarse por todos los medios posibles, pero trágicamente inadecuados.

Los Soprano Temporada 3 003

CONCLUSIÓN

En la tercera temporada de Los Soprano el espectador ya es conocedor de unos recursos que la serie continúa explotando a la perfección: el cuestionamiento, rozando la subversión, del cine de italoamericanos y todo lo que éste representa, combinándolo a la perfección con cuestiones morales y sociales que alejan a Tony Soprano de la deidad Corleoniana asfixiándolo en una pantalla de dimensiones reducidas.

Los Soprano - Temporada 3
4.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)

Sobre El Autor

Redactora

Estudio Comunicación Audiovisual en la UPF por lo que no es muy difícil deducir que me gusta el cine y la television (el buen cine y la buena televisión, mejor dicho). En el futuro ganaré un Oscar pero, mientras tanto, me dedico a escribir críticas en SOS Moviers. Y eso es todo amigos.

Artículos Relacionados