Nikita

NOTA: ★★★★★★★½☆☆

Los fans de la acción, las historias de espías y asesinos, recuerdan bien a las Nikita que han pasado hasta ahora por cine y televisión. En 1990 Anne Parillaud se convirtió en la Nikita original, la del mítico cineasta francés Luc Besson. Unos años más tarde, en 1997, Peta Wilson se convirtió durante 96 episodios (cinco temporadas) en la Nikita de la televisión, una versión distinta a la del cine. Y ahora, en 2010, la famosa actriz hawaiana Maggie Q salta a la pequeña pantalla caracterizando a una nueva versión de éste conocido personaje de éxito internacional. Lo hace con Craig Silverstein en la creación, y con la productora Warner Bros. Television al mando y la cadena The CW Television Network como canal de emisión en los Estados Unidos.

ARGUMENTO

Como es habitual en éste tipo de reinterpretaciones, Nikita (a secas), lleva a cabo importantes cambios respecto a las anteriores versiones de la historia. En ésta ocasión el argumento no se centra en los orígenes de Nikita, que en cierta medida se dan por sentados. La ex-asesina ya no forma parte de Division (la unidad de asesinos que la reclutó y la formó), sino que ha escapado de ella y tiene como objetivo destruirla para cobrarse todo lo que le hicieron en el pasado. Mientras Nikita boicotea todas las misiones que llevan a cabo los hombres y mujeres de Division, en la agencia, Michael, antiguo compañero de la heroína, entrena a nuevos y nuevas reclutas. Una de ellas es Alex, que parece tener un pasado bastante en común con Nikita, y que tendrá mucho que decir a lo largo de la serie, siendo su incorporación al argumento uno de los puntos más interesantes de la nueva versión.

REPARTO

Maggie Q, que aunque no lo parezca tiene ya 31 años, ha desarrollado desde su debut en el año 2000 un enorme currículum con trabajos de lo más importantes. Salió de la nada con varias películas de producción asiática (como Gen-Y Cops), la vimos en un pequeñísimo papel en Hora Punta 2, y luego empezó a dejarse ver cada vez en más ocasiones. Entre sus trabajos más recientes se encuentra la adaptación del videojuego The King of Fighters o la más que conocida New York, I Love You. En cuanto a su trabajo como Nikita, hay que asegurar que de verdad aporta algo distinto y refrescante sobre las actrices que caracterizaron al personaje en el pasado. Y no sólo porque sea asiática, lo que indudablemente es novedoso, sino porque le da a la asesina un encanto particular. La actriz sabe cambiar de registro de manera constante y camaleónica, algo muy necesario para que su personaje, que está infiltrado en muchas escenas, resulte siempre convincente. Además, y no menos importante, Maggie Q tiene el erotismo salvaje y la figura necesaria para que los fans de la serie se vuelvan locos imaginando que la asesina les hace una visita en mitad de la noche.

Lyndsy Fonseca es Alex, el personaje del que os hablamos anteriormente. La actriz tiene mucho talento y consigue ofrecernos una interpretación a la altura de las circunstancias, aunque está en constante eclipse por parte de la protagonista principal de la historia. Otros actores involucrados y a los que veremos en la mayoría de episodios son Shane West como Michael, el antiguo compañero de Nikita, Melinda Clarke en la piel de la interrogadora de Division, y Xander Berkeley como el jefe de la organización. Éste último actor, a quien ya hemos visto en papeles similares, vuelve a demostrar que es perfecto para el trabajo, y no nos terminamos de cansar de verle siempre en los mismos perfiles.

LA SERIE

Era difícil saber si una nueva reinterpretación de Nikita podría conseguir la atención y el apoyo del público. La historia ya se había contado en dos ocasiones, y el trabajo de Luc Besson, de primeras, era difícilmente superable. Pero el creador de la nueva serie, Craig Silverstein, ha conseguido una forma de hacer que Nikita resulte refrescante dentro de los límites establecidos que ya conocemos. No se retrocede de nuevo a los orígenes, algo que ayuda, y se incorporan elementos novedosos que le dan al argumento una calidad adicional añadida. Dicho de otro modo, no es, de ninguna manera, más de lo mismo. Además, hay un buen par de giros de guión en los primeros episodios que marcarán el transcurso de los acontecimientos y que nos dejarán con ganas de seguir viendo cómo Nikita acaba con Division. Las misiones y contramisiones se intrelazan con vistazos al pasado y escenas donde se desarrolla la relación personal de la protagonista con algunos personajes secundarios importantes. En algunos momentos puede recordar a Dollhouse o Alias, que todavía está reciente y en la memoria de muchos fans, pero si dejamos de lado algunas comparaciones obvias, apreciaremos que se trata de historias muy distintas que poco a poco se irán distanciando de forma extrema.

CONCLUSIÓN

Por ahora sólo se han emitido tres episodios de la serie, pero los resultados de audiencia han sido positivos y elevados. Las críticas también han acompañado, y todo apunta a que salvo sorpresa mayor, Nikita se convertirá en una de las apuestas fuertes de la cadena The CW Television Network para la próxima temporada.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados