Nouvelle Vague en estado puro. Si Jean-Luc Godard os dice algo y Jean-Paul Belmondo es uno de vuestros ídolos juveniles, Pierrot el loco (Pierrot Le Fou) será bien acogida tanto por vuestras retinas como por vuestros oídos. La historia de Pierrot, en realidad Ferdinand, y la niñera (interpretada magistralmente por Anna Karina), es la historia de Bonnie and Clyde a la francesa. Con más estilo, más existencialismo y mayores momentos surrealistas y bizarros como son del gusto de Godard. Una historia enternecedora pero famélica que pretende mucho menos de lo que consigue con un marco casi tan bello como las interpretaciones de dos de los más grandes intérpretes de la Nouvelle. Rememorar a Pierrot el loco es recordar la época dorada del parisino y de la boheme, regresar a ese Mayo del 68 en el que el mundo, este mundo, aún parecía tener algo de sentido.

ARGUMENTO

Ferdinand es un hombre de familia que en una noche de cena con “amigos” decide regresar a casa antes de tiempo. En su hogar se encuentra a la niñera a la que se ofrece a llevar al apartamento de esta pero la suerte y el destino quieren que termine matando a un hombre que por extrañar razones está en su apartamento cuando llegan con la intención de acabar con su vida. Ferdinand no entiende y ella le confiesa que se encarga de fabricar armas para la resistencia francesa. Convertidos en proscritos, huyen de la justicia en un road trip que los llevará hacia sí mismos a una velocidad forzosa.

REPARTO

Ferdinand, también Pierrot (así le llama la niñera), es interpretado por Jean-Paul Belmondo que durante las décadas de los 50’s y 60’s se convirtió en todo un icono de la vanguardia francesa. Y es que es difícil no terminar por amar a ese desgarbado, con cara de Gainsbourg, y labios llenos con un cigarro pegado. Su personaje es secundado por una Anna Karina que recita “chansons” a Ferdinand a la mañana siguiente del asesinato que les condena a una salvación agridulce, atenuada por los sentimientos opuestos de ella, una mujer emocional, y él, un hombre ambicioso y racional. Sus naturalezas divergentes son plasmadas con tanta eficiencia que es difícil no dejarse seducir por el nihilista escritor y la Bonnie sin pretensiones.

Pierrot el loco 001

LA PELÍCULA

Repleta de momentos inolvidables, se podría afianzar como una de las representaciones más veraces del movimiento de vanguardia francés. Y es que los filtros básicos que Godard aplica a la escena de la fiesta surreal son mejor razón para ver una película que cualquier efecto especial actual. Cada escena utiliza un recurso fílmico diferente, con la clásica escena del coche, la cena (baile) fiesta en el cual Godard muestra las banales conversaciones de la burguesía de la época (sospechamos que esto es bastante anacrónico) o la espléndida secuencia en la que el vehículo de ambos pasa a estar bajo agua en cuestión de minutos. Ante todo, Pierrot el loco es un largometraje de luces y sombras que no deja títere con cabeza en lo que concierne a librar a los protagonistas de su propia destrucción moral.

CONCLUSIÓN

Este largometraje indaga en la sociedad burguesa francesa de mediados de siglo XX provocando una autocrítica inmediata de un presente que está regido por la barbarie del civismo. Reuniones insulsas, relaciones rutinarias y vacías, y crianza de hijos, única y exclusivamente para la promoción de una especie que ha perdido la capacidad de rebelarse contra su propio destino.

Pierrot es el alter ego del propio Ferdinand que se va con la chica inteligente, guapa y joven a vivir una existencia alternativa en la que no existan pañales, ni vacuidad. Un universo en el que haya lugar para la poesía, la contemplación, para el ego que destaca por encima de los grupos sociales. Eso es justamente lo que ofrece Pierrot el loco, un “y si” de aproximadamente dos horas de duración que aúna elementos de la road movie, Bonnie and Clyde al mismo tiempo que mantiene la visión crítica y, ¿Por qué no admitirlo?, marcadamente existencialista de la corriente filosófica y de pensamiento a la que se suscribe.

Pierrot el loco 002

¿Y qué es lo que tiene Pierrot Le Fou? ¿Qué tiene Pierrot El Loco? Tiene la fórmula pionera de crear personajes antiheroícos con vicios que muchos consideramos virtudes y por los que daríamos nuestra vida. Personajes con este estilo los hay de sobra gracias a que el cine ha sabido sacar partido de los vicios humanos para hallar la virtud en el defecto, el atractivo. Asimismo, ¿A quién no le gustaría ser el malo pero enternecedor de la película? Pierrot el loco recoge su precedente de la pareja más famosa de la depresión económica de los treinta y tiene su relevo generacional en el largometraje dirigido por Oliver Stone, Asesinos natos (Natural Bon Killers). Historias en contextos diversos pero con un nexo de unión; la devoción entre dos personas que buscan en la empatía mutua una huida de unas circunstancias adversas y sofocantes.

Pierrot el loco
3.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)

Sobre El Autor

Artículos Relacionados