Ramona y su hermana

NOTA: ★★★★★★★½☆☆

Parece que todavía hay novelas infantiles de éxito que todavía no han sido adaptadas a la gran pantalla. Éste es el caso de Ramona y su hermana, historia basada en las novelas protagonizadas por una simpática niña desde 1950, momento en el cual la escritora Beverly Cleary publicó el libro Henry Huggins, el primero de la saga. Ha llegado a los cines sin hacer demasiado ruido, pero el público al que está dirigida, familiar e infantil, ha podido disfrutar de una película de lo más entretenida, y que sin duda merece tener cierta repercusión.

ARGUMENTO

La película se centra en las aventuras de Ramona Quimby y Beezus, su hermana mayor. Han en el mundo de la literatura han vivido muchísimas aventuras juntas, en las que las hemos visto con distintas edades, pero para la gran pantalla se da el salto al momento en el cual Ramona tiene nueve años y su hermana mayor catorce. Es un momento más complejo en sus vidas y en el cual compartir habitación parece que ya no es tan del agrado de Beezus, que comienza a dar sus primeros pasos en las relaciones amorosas con chicos. Ramona, además, es una chica revoltosa, imaginativa, con mucha energía, que se lía a trastadas constantes en la escuela y que le da más de un quebradero de cabeza a su hermana mayor, mucho más estudiosa y aplicada. Sus padres son una pareja corriente, pero cuando el progenitor pierde su trabajo, Ramona da inicio a un plan para ayudar a su familia e intentar salvar la casa en la que viven.

REPARTO

Ramona y su hermana es una película más coral de lo que parece, pero es indudable que el protagonismo central de la historia recae en las dos hermanas principales. La jovencita Joey King es la responsable de caracterizar a Ramona, dándole un carisma enorme y haciendo que cada una de sus escenas resulte deliciosa. King, a quien ya habíamos visto antes en otras películas y series de televisión, se desenvuelve delante de la cámara con muchísima naturalidad y le da a su personaje una gran inocencia, propia de una niña de su edad. Le acompaña, en el papel de su hermana mayor, la conocida Selena Gomez, actriz y cantante que desde hace unos años se está dejando ver muchísimo tanto en la pequeña como en la gran pantalla. Tras saltar a la fama gracias a Disney Channel con la serie de Los magos de Waverly Place, Selena ya es una cantante de éxito con varios discos en el mercado y una de las grandes promesas para el Hollywood del futuro. Su carisma en pantalla desborda y su sonrisa es suficiente para iluminar cada una de las escenas que protagoniza. Sus fans, como extra, podrán escucharla cantar en los créditos de la película, con la canción “Live Like There’s No Tomorrow”, que interpreta junto a su grupo, The Scene.

En papeles secundarios, Ramona y su hermana tiene a intérpretes más que populares y efectivos, Hutch Dano, Ginnifer Goodwin, y especialmente los televisivos Josh Duhamel y Sandra Oh.

LA PELÍCULA

Ramona y su hermana es una película con la que disfrutará toda la familia, profunda y con multitud de historias que se van cruzando con un tema común como telón de fondo. No se ha optado por adaptar únicamente un libro de la colección, sino que se han mezclado los argumentos de varios de ellos, para darle a la historia más dinamismo. Tenemos, al margen de la relación que protagonizan las dos chicas protagonistas, al padre de la familia buscando trabajo, y a su tía reencontrándose con un viejo amor, por no olvidar la venta y posible mudanza de los Quimby a otra ciudad. Ésta reunión de pequeñas historias da como resultado un guión de lo más completo e interesante, que no termina haciéndose pesado y que tiene un poco de todo para satisfacer a la mayor cantidad posible de público. No es una comedia sobre una niña revoltosa o con problemas, como podría ser El diario de Greg, sino una historia familiar, divertida y con tintes dramáticos, en la que los personajes aportan mucha naturalidad y credibilidad a un argumento cotidiano.

CONCLUSIÓN

Es posible que ésta película sea sólo una de las muchas aventuras de Ramona y su hermana que veamos en el cine, porque al menos la taquilla en Estados Unidos ha sido más que satisfactoria. El film complace, entretiene y gusta, ofreciendo una más que positiva interpretación por parte de los protagonistas y un guión en el cual no falta prácticamente de nada. Esto último se puede apreciar en la duración del film, casi dos horas, algo bastante atípico en éste tipo de producciones que suelen tender a no superar los 90 minutos. En definitiva, una muy buena película para disfrutar en familia en compañía de los más pequeños de la casa y de los adultos sin que estos tengan que aburrirse con una historia remarcadamente infantil.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados

Una Respuesta