No es fácil adaptar a televisión una película de gran éxito, especialmente cuando se cambia el tono del film original, dejando la comedia familiar a un lado y adoptando el drama como nuevo elemento representativo. Esto es lo que han hecho con Teen wolf y el resultado sólo se puede decir, en primera instancia, que merece un aplauso por haber abordado tal difícil meta y salir airoso de ella.

ARGUMENTO

Scott McCall no es el chico más popular del instituto, y en realidad, aunque juega al lacrosse e intenta destacar, no tiene una fama demasiado elevada. Todo cambia para él cuando es mordido por un hombre lobo. Tras descubrir que él mismo se ha convertido en una criatura como esta, tendrá que darle un giro radical a su existencia y al mismo tiempo tratar de sobrevivir. Para Scott todo se complicará más de la cuenta, por tener que controlar sus poderes de transformación, o por incluso ser necesario controlar la fuerza para no destacar demasiado entre sus compañeros. Porque si bien Scott puede haber cambiado de la noche a la mañana y ser un poco más fuerte y confiado, ¿quién no pensaría que hay algo raro en él si de repente comienza a actuar como el jugador más destacado de su equipo?. Para más complicación en la vida de Scott, que mientras tanto intentará descubrirlo todo sobre los hombres lobo, la chica de la que está enamorado, Allison, forma parte de una familia que lleva generaciones dedicándose a la caza de los hombres lobo del mundo. Sin haberle contado la verdad, el vínculo entre Allison y Scott se desarrolla y amenaza con fluir hasta una revelación inevitable que tendrá graves consecuencias.

REPARTO

Además de tener ante nosotros una historia adulta y oscura relacionada con la existencia de los hombres lobo en un pueblo típicamente americano, Teen wolf nos introduce en el habitual drama estudiantil de instituto. Esto hace que el reparto artístico necesite de muchas caras secundarias que sirvan de apoyo neuronal a todo lo que e dsarrolla alrededor de la figura central, que no deja de ser la investigación y los distintos pasos que está llevando a cabo el protagonista para descubrir los misterios que rodean sus transformaciones.

Al personaje principal, el de Scott MacCall lo caracteriza el joven Tyler Posey, que se convierte en la clara representación del estudiante pardillo al que nadie respeta en el instituto. El actor tiene un buen perfil y encaja en la ingenuidad que se vincula con su personaje, dejando ver también, al mismo tiempo, una clara progresión a medida que van pasando los episodios. Aunque no es un actor que sea precisamente irresistible al público, cumple con su labor y sale bien parado, aportando credibilidad a las secuencias más difíciles que le toca rodar, las que están relacionadas con su lado salvaje. La naturalidad y el encanto aumentan cuando hablamos de la actriz Crystal Reed, que interpreta a Allison Argent, la chica de la que está colgado el protagonista, y miembro de una familia de cazadores. Esta intérprete demuestra la experiencia que ha amasado en otras producciones de televisión para dar forma a un personaje menos transparente y plano de lo que podría parecer, y en el cual el guión tiene depositadas muchas esperanzas.

También destaca la presencia de Tyler Hoechlin, que se encarga de poner el toque sensual y de atractivo para las espectadores, así como la de Dylan O’Brien, a quien le toca poner la parte cómica a la fórmula caracterizando a Stiles. Al margen de estos personajes hay un gran grupo de secundarios entre los que no tardan en hacerse un hueco los demás miembros de la familia de Allison, con quienes el héroe compartirá algo más que miradas.

LA SERIE

Como decíamos antes, por mucho que recordemos el clásico cinematográfico de Michael J. Fox, no debemos esperar nada parecido en esta versión de Teen wolf. El estilo es muy distinto, mucho más oscuro y terrorífico, y las inquietudes y problemas de los personajes también son diferentes. Por ejemplo, el protagonista debe descubrir quién le ha mordido, no es un asunto familiar, y tampoco puede revelar su secreto a nadie, algo que en la película era al contrario. En esta serie el héroe juega al lacrosse no al baloncesto, y su amigo, Stiles, es un poco menos descarado que en la película, al menos por lo que podemos ver en sus camisetas.

Si bien inicialmente comienza dejando al espectador un poco perdido sobre qué ocurrirá en el nexo del argumento, Teen wolf no tarda en entrar en acción y en proporcionar una solidez apropiada. Tenemos varios frentes abiertos al mismo tiempo que hacen que la serie cuente con un interés clave, como el camino del protagonista hacia el control de su transformación, el descubrimiento de la persona que le ha convertido en lobo, y la forma de esquivar a la familia caza hombres lobo de la chica de la que está enamorado. Como telón de fondo a todo ello hay muerte y destrucción, así que se trata de un asunto al que no se le puede dar la espalda. Esto lleva a que el personaje se encuentre en situaciones límite y que la historia avance con una buena progresión.

El tono oscuro le sienta muy bien a esta nueva versión de Teen wolf, no quedando tan bien la personalidad excesivamente humorística que se le ha concedido a Stiles, de quien esperábamos humor, pero no de una forma en que resultara agotador. Al margen de ello los personajes están bien elaborados e introducidos en el contexto.

CONCLUSIÓN

Teen wolf es una serie de televisión que ofrece un buen entretenimiento, efectos especiales que cumplen con las exigencias del mercado televisivo actual, y una historia que promete avanzar de forma sólida e interesante. De momento tiene mucho por demostrar, porque aunque que se haya confirmado una segunda temporada es una serie que no puede permitirse bajar el ritmo.

Teen wolf
3.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados