Cuando alguien te dice que Tenemos que hablar no suele ser para decirte algo bueno. Suele ser una conversación seria en la que también hay connotaciones negativas y te suelen decir cosas de las que no querías ni oír hablar. De esto es de lo que nos va a hablar la nueva comedia romántica española escrita por Diego San José (guionista de Ocho Apellidos Vascos) y David Serrano (Días de fútbol, Una hora más en Canarias); este último también la dirige. La comedia tiene el aliciente de volver a juntar a Michelle Jenner y Hugo Silva después de una década sin haberlos visto juntos tras el éxito que supuso para los dos la serie Los hombres de Paco. La película que se desarrolla con la crisis económica como fondo del argumento no acaba de explotar bien sus virtudes.

Una crisis que ocultar

Creo que todos recordamos la crisis económica que hubo en España debido al boom inmobiliario y si no la recordamos deberíamos hacer memoria urgentemente para que no se nos olvide. Esto precisamente de olvidar es lo que intentan los personajes de Tenemos que hablar. Jorge (Hugo Silva) se casó con Nuria (Michelle Jenner) y todo parecía un matrimonio feliz hasta que Jorge que trabajaba en un banco arruinó a los padres de Nuria con una serie de malas inversiones que él mismo les aconsejó. Años después Nuria ya no está con Jorge y le va bien en la vida incluso se quiere casar, el único problema es que tiene que pedirle el divorcio a Jorge. Jorge por su parte desde que Nuria y él se separaron vive en un estado depresivo, no encuentra trabajo y encima vive con su ex jefe y amigo Lucas; interpretado por un Ernesto Sevilla en estado de gracia.

Aquí se les puede acusar un poco de utilizar la misma fórmula de Ocho Apellidos Vascos haciendo que un famoso monologuista al igual que Rovira de el salto al cine. Pero lo cierto es que Ernesto Sevilla funciona bien y resulta uno de los personajes más divertidos de la comedia otorgándole frescura a la película y siendo el amigo perfecto en las andaduras de Jorge. A lo largo de todo el metraje los personajes intentarán ocultar la situación de pobreza en la que están viviendo después del desastre que supuso para su nivel de vida la crisis económica, sobre todo para los padres de Nuria y Jorge.

Nuria intentará divorciarse de Jorge pero para pedirle el divorcio primero quiere sacarlo de su estado depresivo y para ello urdirá toda una serie de artimañas destinada a que Jorge piense que los padres de ella no le tienen rencor por lo que pasó y que les está yendo muy bien, incluso mejor que antes de la crisis. La realidad es totalmente contraria y a lo largo de la película se sucederán escenas hilarantes para aparentar ante Jorge que les va muy bien, intentando evitar así una depresión más profunda de Jorge.

Química entre los personajes

La película desde el principio tuvo el aliciente de ver de nuevo trabajando juntos a Michelle Jenner y Hugo Silva y está claro que no han perdido la química. Es de agradecer que entre ellos haya tan buena conexión y las escena entre ellos dos son creíbles pero no sólo de ellos dos vive la película. La relación de amor odio que se ha creado entre los padres de Nuria también resulta divertida y creíble, y junto con Ernesto Sevilla son los que componen casi todos los gags de la película, un poco al estilo de Los Padres de Ella. Requiere mención también el personaje de la Yoli, compañera del trabajo de limpieza del padre, que hace de la tonta de la comedia pero que personalmente es el personaje al que más cariño le puedes coger. Soñadora, sensible, algo inocente, descarada… Es algo que todos en algún momento hemos podido ser y nos hace recordar nuestros momentos más ridículos.

Algo que no funciona

Aunque la película tiene buenos ingredientes para ser una buena comedia sobre todo en su guión hay algo que no funciona y es desde el punto de vista de dirección. Me da la sensación de que con ese mismo guión podían haber hecho una obra de teatro divertida y que al llevarlo al cine se les ha quedado corta la propuesta formal. Los planos son más bien insulsos parece que simplemente hayan colocado la cámara y luego hayan hecho que todo lo del guión se reproduzca delante de está los cambios de planos que son poco tampoco es que demuestren ningún tipo de personalidad ni intención, simplemente siguen la acción de los personajes de una forma que por simple resulta casi despectiva para el resto resto de directores de comedia que si tienen una buena planificación y dirección como es el caso de Javier Ruiz Caldera (3 Bodas de más, Anacleto: Agente secreto).

Quizás David Serrano sea un buen director de teatro pero con esta película se ha encumbrado en la absoluta falta de ideas a la hora de realizar los planos, no vale simplemente con colocar la cámara, también tiene que pasar cosas dentro del plano y resultar más atractivo de lo que lo son cada plano de la película. quizás también se podría haber explotado un poco más la idea de aparentar que todo va bien después de la crisis haberlo llevado todavía más a la exageración pero se puede entender que esa no fuese la única intención de una comedia que tiene también su apartado romántico, aunque donde más gana es en su lado cómico. Es una pena pero al final por defectos de este tipo y por su falta de ideas en la dirección la comedia pasa a ser intrascendente pero si lo que buscas es despejarte la cabeza y entretenerte esta comedia cumple con creces.

Tenemos que hablar
Jorge y Nuria se separaron tras los desastrosos consejos que les dio durante la crisis económica a sus suegros llevándolos a la ruina. Nuria ahora es feliz y va a casarse pero hay un problema: debe pedirle el divorcio a Jorge.
Guion7.5
Reparto7.2
Dirección4
Lo mejor
  • Sigue funcionando la química entre Michelle Jenner y Hugo Silva
  • El guion está bien escrito
  • Hay un gran personaje en la película: La Yoli
Lo peor
  • Muy mala dirección, no vale con colocar la cámara y ya está
  • Se podía haber aprovechado un poco más el contexto de la crisis económica y haber exagerado un poco más ciertas situaciones
  • La película podía haber sido algo más que una comedia romántica intrascendente
4.4Regular
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.4

Sobre El Autor

Dos en uno. Cineasta y cinéfilo. Tras estudiar cine y unos comienzos cinematográficos más que independientes, por fin tengo la oportunidad de redactar sobre lo que más me gusta. Da igual si es cine independiente, comercial, francés, coreano, español (sí, español) o incluso si son series. Siempre intentaré hablaros con pasión sobre algo que me enamora y que está hecho para enamorar. Aprender y disfrutar del cine eso es lo que os propongo. Porque el cine es un arte y el arte es un placer.

Artículos Relacionados