Año Uno

Cuando la pareja de nómadas holgazanes formada por Zed y Oh son exiliados de su primitivo poblado, comienzan un viaje de épicas proporciones por todo el mundo antiguo. Año uno no está recomendada para menores de 13 años.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

La princesa cree que Zed es el elegido, así que le invita a adentrarse en la sala sagrada del templo. Allí Zed no encuentra nada, ni destrucción, ni muerte, ni dioses. Bueno, sí encuentra algo, a su amigo Oh, que estaba escondiéndose del gran sacerdote. Tras discutir a grito pelado, los dos son capturados y condenados a ser apedreados hasta la muerte por haber osado entrar en el templo. Por suerte, Zed convence a los sodomitas para que tengan clemencia y sólo son sentenciados a trabajar duro día y noche hasta morir.

El rey anuncia que sacrificará a su propia hija y dos vírgenes (Maya y Eema) como regalo para los dioses, así que las cosas se complican para los protagonistas. Zed interrumpe la ceremonia anunciando que es el elegido, y el tumulto comienza a hacerse notar. Oh salva a Eema, y poco después tienen un encuentro sexual en el palacio, para que así Emma no pueda ser sacrificada como virgen. Luego Oh sale fuera a ayudar a Zed a luchar contra los soldados, y el pueblo también les echa una mano, proclamando a Zed como el nuevo líder y elegido. Pero Zed declina la oferta y se marcha con Maya para explorar el mundo. Por su parte, Oh y su mujer, Eema, toman el control de la villa donde comenzó la historia. Los dos amigo se separan para quizá encontrarse en un futuro no muy lejano.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados