Blancanieves

Una cornada traicionera al reconocido matador Antonio Villalta (Daniel Giménez Cacho) da con sus huesos en la enfermería. Su esposa Carmen de Triana (Inma Cuesta) fruto de la emoción necesita también de asistencia médica. La pérfida enfermera Encarna (Maribel Verdú), enamorada del viril torero, aprovecha un descuido y se hace con el bebé. Tiempo después, la niña Carmencita (Sofía Oría) vive bajo su tutela en una enorme mansión. Los recelos entre madrastra y ahijada van aumentando a medida que la pequeña crece y gana en hermosura…

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Después de morder la manzana, Carmen inconsciente sale a hombros de la plaza. Encarna desorientada entre los corrales de la plaza termina empitonada por un enorme astado. El cuerpo de Carmen, perdida en un sueño profundo, se expone en ataúd de cristal como una parte más del espectáculo de feria. Los hombres hacen cola en vano para despertarla con un beso. Aún así, todas las noches un apuesto joven, empleado de la feria, descansa a su lado. A uno de sus besos, la dormida Carmen derrama una lágrima…

Sobre El Autor

Redactor

Marcado por los 80, aquella época mitificada por tantos cinéfilos que hoy vamos de listillos en la que sólo había dos canales de tele y sospechábamos que la peli buena era la que tenía dos rombos porque nos mandaban a la cama. A falta de redes sociales, y siendo pésimo jugador de fútbol-plaza, me refugiaba en sesiones de tarde dobles que proyectaban, en inmensas pantallas que aparecían tras una doble cortina, espectáculos en celuloide rayado. No era de los que rebobinaban las cintas VHS antes de devolverla al videoclub, porque yo tenía un video 2000 y cuando aprendí a manejarlo ya no se alquilaban estrenos para dicho sistema. Y, a diferencia del grueso de chavales ochenteros que querían ser cineastas, mi modelo no era Spielberg. Soy de otra mayoría, la que prefería a Clint Eastwood porque no entendía la moraleja de sus películas y así me parecían más interesantes.

Artículos Relacionados