El alucinante mundo de Norman

Norman Babcock (Kodi Smith-McPhee) es un niño completamente marginado por todo su entorno. Sus únicos amigos son los muertos, ya que tiene la capacidad de comunicarse con ellos. Nadie le cree, ni sus compañeros de clase, ni su hermana, ni siquiera sus padres. Su único apoyo es su tío Mr. Prenderghast (John Goodman) que le habla sobre una maldición relacionada con una bruja de su pueblo y le dice que solo él podrá evitarla. Norman intentará salvar a esos mismos habitantes que le ignoran y se ríen de él. Lástima que no llegue a tiempo para hacerlo.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

La malvada bruja acaba tomando aspecto humano para descubrirle a Norman que ella era una niña como él. Una niña que también tuvo que sufrir los abusos y maltratos de sus más cercanos pero que a diferencia de Norman no decidió optar por el camino de la bondad. Norman le dice que hay que tener esperanza en que cada persona tenga su lado bondadoso y hace que Aggie pueda, por fin, descansar en paz. Tras esta aventura todo el poblado trata de volver a la normalidad. El padre de Norman se esfuerza por comprender a su hijo y la familia vive junta y feliz.

Sobre El Autor

Redactor

Odio a la gente que habla en el cine. Y a la que hace ruido comiendo. Y a la que sacan el móvil para mirarlo en mitad de la película. Y a la que hace cualquiera de estas cosas fuera del cine. Y a las que no.

Artículos Relacionados