Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba

Mientras pasan un tiempo en casa de sus tíos, Lucy y Edmund vuelven a transportarse al mundo de Narnia. Les acompaña, de manera imprevisible, Eustace, el primo de los protagonistas. Cuando aparecen en Narnia se encuentran con el Viajero del Alba, la mayor embarcación de Narnia, tripulada por el mismísimo Rey Caspian. Juntos se embarcan en una nueva aventura para encontrar a los siete lores de Narnia, pero por el camino tendrán que combatir con un nuevo enemigo que les pondrá de frente contra sus peores miedos. Una nueva batalla está a punto de acontecer en Narnia.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Cuando Eustace consigue colocar la séptima espada sobre la mesa de Aslan, el arma de Edmund se ilumina y le da la fuerza necesaria para derrotar a la criatura con la que estaban luchando en el barco. Después Caspian y los demás se reencuentran con los ciudadanos que habían sido secuestrados y les suben a todos al barco.

Más tarde vemos cómo Caspian, Edmund, Lucy, Eustace, y Reepicheep llegan hasta la tierra del león Aslan. Allí éste les da la bienvenida y habla con cada uno de ellos. A Caspian le ofrece la posibilidad de entrar a su país, donde podría encontrar a su padre, pero el Rey piensa en su responsabilidad y se da la vuelta para seguir gobernando Narnia. Reepicheep, por su parte, se sincera con Aslan y le dice que todas sus aventuras han sido para algún día llegar a éste lugar, y que dejaría la espada si pudiera entrar en él. Aslan le acepta y el ratón se despide de todos, incluido de Eustace, con quien tiene una emotiva despedida.

El siguiente es el turno de los Pevensie, que abandonarán el mundo de Narnia de manera definitiva, dado que ya no podrán volver a él nunca más. Edmund y Lucy se despedirán emotivamente de Aslan, pero éste les dirá que les vigilará siempre, y que en su mundo también podrán encontrarle, aunque con una forma diferente. Edmund se despide también y antes de marcharse le preguntará a Aslan si él podría volver a Narnia alguna vez. Aslan le responde que quizá Narnia le necesite alguna vez.

De vuelta en su mundo, los Pevensie y su primo se miran mientras abandonan la habitación donde se encontraban. Eustace habla escribiendo en su diario de cómo los días posteriores a la aventura él y sus primos hablaron de Narnia, y cómo tiempo después, al terminar la guerra, Edmund y Lucy se marcharon.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados