Lluvia de albóndigas

Flint es un inventor cuyo mayor sueño es poder crear algún aparato que mejore la vida de los demás. Finalmente, tras muchos intentos fallidos, Flint lleva a cabo un invento que puede revolucionar el mundo: una máquina que hace que caiga comida del cielo.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Flint, Sam, y Brent entran en la enorme albóndiga mientras Manny y Steve se enfrentan a la comida que hay en la tierra, la cual ha cobrado inteligencia artificial. Al mismo tiempo, una montaña de comida se derrumba y Tim, aunque no consigue escapar, sí pulsa el botón para enviar el código de destrucción al protagonista.

En la albóndiga, Flint consigue conectar su teléfono al puerto USB, pero descubre que Tim le ha enviado el documento equivocado. Por suerte, el inventor utiliza su fórmula de los zapatos para bloquear la máquina y se deja caer fuera de la albóndiga.

Mientras tanto, el grupo vuelve a la tierra en el coche volador y la albóndiga explota. Todos piensan que Flint ha fallecido en la explosión, pero poco después el inventor aparece, habiendo sido rescatado por los ratapájaros que él mismo creó. Todos se alegran de Flint por su esfuerzo al salvar el pueblo y su padre finalmente admite estar orgulloso de él. Juntos se abrazan y después Flint y Sam se dan su primer beso. Luego todos los habitantes vuelven a la ciudad, que se encuentra cubierta de comida.

En los créditos vemos que la ciudad ha vuelto a la vida de forma muy diferente. Flint y Tim han abierto un negocio que utiliza el spray de los zapatos para arreglar tejados, mientras que el alcalde es arrestado por Earl y Cal por su mal comportamiento.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados