Malditos Bastardos

Durante el primer año de la ocupación alemana de Francia, Shosanna Dreyfus presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa. Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine organiza a un grupo de soldados judíos para tomar brutales y rápidas represalias contra objetivos concretos. Conocidos por el enemigo como Los Bastardos, los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget von Hammersmark, una agente secreta que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine, donde Shosanna espera para vengarse.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

La noche de la premiere de la película, Bridget von Hammersmark, Aldo Raine, Donny Donowitz y Omar Ulmer asisten para intentar llevar a cabo su plan haciéndose pasar (menos Bridget) por italianos. Su encuentro con Hans Landa no augura nada bueno, y éste no tarda demasiado en descubrir a Bridget y asesinarla. Después manda arrestar a Aldo y se lo lleva a una base oculta junto a Utivich, que también había sido capturado. Mientras tanto, Donowitz y Ulmer siguen en el cine viendo la película y preparando su ataque.

Shosanna ya tiene listo el rollo con su grabación, pero tras ponerlo, alguien llama a su puerta. Es Fredrick Zoller, que intenta molestarla de nuevo y termina poniéndose violento. Shosanna le engaña para que se de la vuelta y entonces le dispara tres veces. Cuando le cree aparentemente muerto, la chica se acerca a su cuerpo y lo mueve. Zoller, que no estaba muerto del todo, le dispara entonces y acaba con su vida. Los dos fallecen al instante mientras la película sigue avanzando.

Aldo habla con Hans sobre una posible forma de acabar con la guerra. El nazi quiere llevarse los honores como supuesto agente doble trabajando para los aliados y asegurarse su futuro. Una llamada a los superiores de Aldo y los bastardos arregla las cosas y decide no intervenir en lo que están haciendo los otros aliados en el cine.

Al tiempo, se visualiza en el cine la grabación de Shosanna, y aunque Hitler y los demás intentan escapar, las puertas ya están cerradas. El fuego llena la sala y los bastardos comienzan a matar a todos los alemanes que intentan escapar. Pocos segundos después se activan los explosivos que habían introducido en el lugar. El cine cae, y con ello la mayoría de los grandes cargos alemanes.

En otro lugar Hans para el camión en el que transportaba a Aldo y Utivich. Al estar en territorio aliado, Hans le da el relevo a su antiguo enemigo y le devuelve las armas. Los bastardos matan al experto en comunicaciones que se había llevado Hans y le cortan la cabellera, pero perdonan la vida de Hans por su importancia en las altas esferas. No obstante, Aldo lanza una reflexión sobre si Hans se quitará el uniforme nazi una vez se instale en los Estados Unidos. Para que nunca se olvide lo que fue, le graba la marca nazi en la frente con la mayor profundidad hasta la fecha.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados