Runner runner

Richie Furst (Justin Timberlake) es un brillante estudiante de Princeton que, por problema económicos, se dedica a reclutar a gente para obtener su registro en páginas de apuestas, inscripciones por las que éste recibe una comisión. Pero pronto es descubierto por los altos cargos de la universidad que le amenazan con expulsarlo si continúa promocionando las webs de juego. Furst se ve entonces obligado a apostar todos sus ahorros al póker online, puesto que ya no tiene otra forma de ganar dinero y necesita una gran cantidad para pagar la cuota universitaria. Pese jugar de forma impecable debido a sus conocimientos, Furst lo pierde todo descubriendo que la web que regenta el “Dios de las apuestas” online, Ivan Block (Ben Affleck), sufre algunos fallos de seguridad. Furst viaja entonces a Costa Rica para encontrarse a Block y exigirle la devolución de su dinero pero el estudiante conseguirá mucho más y comenzará a trabajar para Block viviendo una vida de ensueño que, sin embargo, terminará por mostrar una terrible cara oculta.

¡¡AVISO!!

A continuación se incluye el resumen del final de esta película. Si no quieres leerlo no sigas bajando.

Después de conocer la verdadera cara malvada de Ivan Block, Richie descubre que el magnate de las apuestas estaba trazando un plan incriminatorio culpabilizándolo de todos sus crímenes en Costa Rica para posteriormente trasladarse junto con su atractiva novia a una nueva isla donde reestructurar su negocio. Rápidamente Richie traza un plan en el que, haciéndole creer a su anterior maestro que todo va según él tenía previsto y con la ayuda del FBI y del gobierno costariqueño, consigue capturarlo al hacer aterrizar su avión privado en Puerto Rico, territorio estadounidense donde sí puede ser arrestado. Finalmente Richie y su nueva amante Rebecca, tras asegurarse de facilitarse las pruebas necesarias al FBI, viajan con el fin supuesto de levantar un nuevo imperio, esta vez legal, de apuestas online.

Sobre El Autor

Redactora

Estudio Comunicación Audiovisual en la UPF por lo que no es muy difícil deducir que me gusta el cine y la television (el buen cine y la buena televisión, mejor dicho). En el futuro ganaré un Oscar pero, mientras tanto, me dedico a escribir críticas en SOS Moviers. Y eso es todo amigos.

Artículos Relacionados