Preestreno: La trampa del mal

Hay quien dice que el director y guionista M. Night Shyamalan se ha echado a perder. Que aunque comenzó a lo grande y se le auguró una carrera prometedora, ha tropezado demasiadas veces, y que todavía no ha recuperado la confianza ni del público ni de las productoras. Se dice que sus guiones están faltos de consistencia, y que los días en que sus giros de guión nos sorprendían han quedado muy atrás. Y aunque la situación para Shyamalan después de Airbender: El último guerrero pintan un poco mejor, todavía le queda mucho camino por recorrer para recuperar su público. En ésta ocasión el cineasta nos presenta una película de terror que cuenta con una historia escrita por él, pero en la cual ha cedido el peso de la dirección a otra persona.

EL MAL PERSONIFICADO

La película comienza con un personaje contándonos una historia, sobre la presencia del mal en nuestro mundo, en la tierra de los vivos. Según las leyendas, la llegada del mal a nuestro mundo siempre comienza con un suicidio, y así es como da inicio el inicio, con un hombre saltando desde un edificio para quitarse al vida. Mientras la policía se encarga de investigar lo ocurrido, en un lugar cercano, cinco personas extrañas entre sí, sin vínculos aparentes, se quedan encerradas en un ascensor del edificio en el que ha ocurrido el suicidio. Lo que tienen en común éstas cinco personas es que todas ellas han sido criminales en el pasado, o que han cometido algún acto de criminalidad, de una manera u otra. Ellos son Ben, un guarda de seguridad con un violento pasado, Jane, una mujer de avanzada edad que es cleptómana, Vince, un timador, Tony, un mecánico que participó en la Guerra de Afganistán, y Sarah, que se dedica a los chantajes. ¿Pero y si entre todos ellos hubiera alguien distinto?.

REPARTO CORAL

Dadas las características de la película, era importante que La trampa del mal no tuviera un reparto que destacara en ninguno de sus miembros. Todos debían atraer al espectador de la misma manera, de forma que no nos imagináramos nada en relación a lo que podría ocurrir en la película. Para ello se ha contado con un grupo de intérpretes menos conocido de lo habitual, con Chris Messina, Logan Marshall-Green, Jenny O’Hara, Bojana Novakovic, Bokeem Woodbine, Geoffrey Arend, Jacob Vargas, Matt Craven, Joshua Pace, y otros intérpretes del estilo de Joe Cobden, o Caroline Dhavernas. En general es una muy buena elección por parte de los responsables de casting, y se agradece la intención que hay en todo momento por difuminar la importancia de todos los actores.

En la dirección, como decíamos, no está presente Shyamalan, sino que ha dejado el lugar a John Erick Dowdle, que también cuenta con experiencia en Hollywood. Anteriormente se hizo responsable de Quarantine, el remake norteamericano de Rec, y también ha sido autor de películas como The Poughkeepsie Tapes o Full Moon Rising. El guión de La trampa del mal, aunque basándose en la historia original de M. Night Shyamalan, corre a cargo de Brian Nelson, un veterano de la industria que coescribió la historia para el cine de 30 días de oscuridad.

ESTILO CHRISTIE

M. Night Shyamalan, del que algunos dicen que comienza a quedarse sin ideas, ha reconocido que para crear ésta historia ha tenido muchas influencias e inspiraciones. Por ejemplo, menciona que de primeras, el film se basa en la idea del encuentro del mal con los humanos, de lo que se dice que pone a prueba a los delincuentes atormentándoles. También afirma que se ha fijado mucho en novelas de Agatha Christie, especialmente en Y no quedó ninguno, dada la similitud en cuanto a un grupo de gente con un oscuro pasado que se queda atrapado en un lugar cerrado y comienzan a ocurrir cosas. Las similitudes con ésta novela son constantes, e incluso hay algunos críticos que la han acusado de parecerse demasiado en cuanto a su estructura.

CONCLUSIÓN

Su estreno en nuestro país estaba previsto para mediados de noviembre, pero al final su llegada a los cines sufrió un retraso y de momento no la hemos podido ver en salas. Se espera que no tarde demasiado en llegar, dado que si bien ha cosechado críticas un poco negativas en los Estados Unidos, la recaudación que la producción ha conseguido ha estado a la altura de las circunstancias. Con un presupuesto de sólo 10 millones de dólares, en Estados Unidos La trampa del mal consiguió recaudar más de 50 millones de dólares. Tal éxito en cuanto a recaudación ha provocado que M. Night Shyamalan anuncie una nueva película titulada Reincarnate (en principio se la conoció como 12 Strangers). La idea de Shyamalan es que éste film sea el segundo de The Night Chronicles, una serie de películas de terror e intriga con el sello característico del director. Y la tercera producción de la colección de films también está anunciada, aunque su estreno todavía se encuentra lejano. Eso sí, parece que las películas de The Night Chronicles no estarán enlazados y serán independientes, o al menos eso es lo que se parece entender de las declaraciones del director.

Sobre El Autor

Redactor jefe
Google+

De muy pequeño le dejaban solo en casa con litros de Coca-Cola y los VHS de los Kung-Fu Kids, lo que le llevó a desarrollar el talento de necesitar dormir solo un par de horas al día. Con el karate no le fue tan bien a la vista de las circunstancias. Le gusta el cine de palomitas, las explosiones y las persecuciones, pero cuando Jackie Chan intenta transmitir sentimientos, tampoco se queja. Tiene un látigo con el que atiza al equipo de redacción de SOS Moviers tal y como en el pasado lo hizo dirigiendo las revistas online Onez.com, OcioJoven.com y OJGames.com.

Artículos Relacionados